Consejo Superior receptó ocho propuestas de reforma política

La comisión de Reforma Política del Consejo Superior recibió ocho proyectos de distinta procedencia, que apuntan tanto a la elección de Rector y Decano como a la integración de representantes de la comunidad al Consejo Superior.

consejo-superiorLa comisión de Reforma Política que constituyó el Consejo Superior en las semanas recientes tuvo ayer su primera reunión de trabajo, en la que los quince miembros que la conforman tomaron conocimiento de los ocho expedientes presentados ante ella.
Se trata de ocho propuestas de modificación del estatuto de la UNC, que abarcan las dos temáticas propuestas por el rector Hugo Juri de cara a la Asamblea Universitaria que tendría lugar el próximo mes de noviembre: la modificación del sistema de elección del Rector, los Decanos y sus vices, por un lado, y la incorporación de nuevos miembros al Consejo Superior en representación de la comunidad.

Comisión interclaustros
En su sesión de la semana pasada, el Consejo Superior estableció la creación de la comisión de Reforma Política, con una integración representativa de los cuatro claustros y con una composición balanceada entre el oficialismo y los distintos espacios de la oposición.
En ella participan siete docente, de los cuales cuatro forman parte del esquema oficialista: los vicedecanos de Ciencias Exactas, Adriana Cerato, y de Derecho, Lorenzo Barone, junto a los secretarios generales de Odontología, Luis Hernando, y de Ciencias Económicas, Facundo Quiroga Martínez.
Asimismo, en caso de ausencia o imposibilidad, serán reemplazados por la vicedecana de Lenguas, Belén Oliva, el secretario general de Ciencias Médicas, Rogelio Pizzi, y los docentes de Ciencias Exactas, José Li Gambi, y de Derecho, Martha Díaz de Landa.
El bloque kirchnerista integró a la decana de Famaf, Mirta Iriondo, y la vicedecana de Ciencias Químicas, Ana Baruzzi, como sus miembros titulares, y a la docentes de las mismas unidades académicas, Patricia Kisbye y Ana Juárez, respectivamente. El séptimo espacio le corresponde a Avanzar, que designó a Pablo Murillo como titular y a Patricia Altamirano como suplente.
Los estudiantes tienen cinco miembros en la comisión: dos por Franja Morada, uno por La Bisagra, otro por Movimiento Sur y uno más por La Mella. Asimismo, los dos representantes graduados se repartieron entre el oficialismo y la oposición: el radical Marco Puricelli y el kirchnerista Claudio Orosz. El consiliario no docente, Nicolás Franchi, representa a su claustro en la comisión.
Además de receptar los proyectos, la comisión está encargada de identificar los puntos del estatuto que necesitarán modificarse, así como de difundir los proyectos entre los claustros y las unidades académicas.

Consejo Social Consultivo
Los proyectos presentados ante la comisión provienen de seis sectores distintos y abarcan las dos temáticas planteadas para la Asamblea Universitaria que se realizaría en noviembre.
Dos de los expedientes se abocan a la propuesta que el rector Juri esbozó durante su campaña en marzo pasado, consistente en incorporar nuevos consiliarios que representen a la comunidad. Uno de ellos fue elevado por el propio Rectorado, y recoge tres proyectos alternativos. El otro, fue presentado por el consiliario estudiantil Martín Plaza.
La primera de las tres alternativas propuestas por Juri consiste en incorporar tres nuevos escaños al Consejo Superior, que serían ocupados por representantes del Consejo Social Consultivo (ya existente) con voz y voto. La segunda, propone la misma integración pero por representantes que solo tengan voz y no voto.
La tercera alternativa consiste en darle rango estatutario al Consejo Social Consultivo (hoy solo tiene estatus de ordenanza del Consejo Superior) y establecer una modalidad de interacción entre los dos cuerpos, en la que el Consejo Social Consultivo aconsejaría sobre algunas temáticas no académicas al Consejo Superior. Asimismo, el proyecto presentado por el consiliario Plaza propone una alternativa similar al tercer proyecto de Juri.

Elección directa

Otros cinco expedientes contienen sendos proyectos que buscan instaurar la elección directa de las autoridades unipersonales: rector, vicerrector, decanos y vicedecanos. Actualmente, todos ellos son elegidos por los miembros de los Consejos Directivos (18 por Facultad) y de la Asamblea Universitaria (247 en la actualidad y 285 a partir del 2018).
Dos de ellos fueron presentados por sectores docentes, uno iniciado por el Rectorado y otro por la decana Iriondo. Si bien ambos proyectos otorgan el mismo “peso” (ponderación) a cada uno de los cuatro claustros (el equivalente a la proporción que hoy docentes, estudiantes, graduados y no docentes ocupan en los Consejos Directivos), la principal diferencia reside en la ponderación por Facultad.
En ese plano, el proyecto de Juri establece las tres posiciones que hoy flotan sobre Ciudad Universitaria: que todos los ciudadanos universitarios tengan la misma incidencia en la votación sin importar en qué Facultad ejercen su actividad (ponderación simple, la preferida del oficialismo); que dicha condición se cumpla sólo para estudiantes, graduados y no docentes, pero que la incidencia de los docentes se asigne de forma desigual de acuerdo a la Facultad donde enseñe (el llamado “modelo HCS”, que propicia la consiliaria Patricia Altamirano); y que en los cuatro claustros la incidencia de los votantes sea distinta en la elección de acuerdo a dónde estudia, enseña o trabaja (doble ponderación, proyecto impulsado por el bloque K). El proyecto presentado por Iriondo, en cambio, adhiere y argumenta a favor de la tercera alternativa.
Los otros tres expedientes fueron presentados por agrupaciones estudiantiles; el de Franja Morada inclinado hacia la ponderación simple y los de La Bisagra y La Mella proponiendo sendos sistemas de doble ponderación.
El punto común entre los tres proyectos estudiantiles, y que contrasta con los dos expedientes docentes, es la ponderación por claustro. Los tres bloques estudiantiles proponen que los docentes tengan menos peso que el actual (50 por ciento) para poder incrementar el de su propio claustro.

No docentes
El consiliario Franchi, quien articula con la conducción de la Gremial San Martín, presentaron su propio proyecto abarcando las dos temáticas de la Asamblea Universitaria.
En cuanto al sistema de elección, los no docentes también proponen una metodología de ponderación simple, pero con un alza sustantiva en el peso asignado a los miembros de su claustro.
En cuanto a los representantes de la comunidad, el proyecto firmado por Franchi propone que cinco miembros de la sociedad se incorporen al Consejo Superior, siendo votados por todos los universitarios.



Dejar respuesta