Suoem pidió suba salarial; Mestre espera coparticipación

El gremio exigió al Ejecutivo municipal reabrir la discusión de haberes para el último trimestre. El Intendente reconoció que la recaudación bajó y aguarda que el Gobernador reconozca la retroactividad de los fondos para tener un panorama diferente para la nueva pulseada.

ilustra4
El intendente Ramón Mestre avista los reclamos de Rubén Daniele, al frente del SUOEM.


El escenario ya está montado: Rubén Daniele denunció con asambleas que el intendente Ramón Mestre y sus funcionarios a cargo incumplieron el pase a la planta permanente de la cuarta tanda de empleados contratados. Desde hace un año, este tipo de reclamos aparece como las golondrinas que anuncian la primavera gremial para lograr un aumento de salarios acorde a la expectativa de la cúpula del Suoem.
El caudillo sindical alertó a los funcionarios municipales que el acuerdo suscrito por agosto y septiembre ya venció ergo espera reanudar las conversaciones. Los municipales ya acumulan una suba del 30,9 por ciento que, si bien es buena, todavía se aleja de la pretensión fijada de su referente gremial: 40 por ciento o más.
El SUOEM tiene como norte el acuerdo cerrado entre el ESOP y las empresas Lusa y Cotreco con el gremio de los recolectores de residuos. El SURRBAC obtuvo 39 puntos para el periodo julio 2016- julio 2017. Daniele tratará de acerarse a esa cifra, pese a que asegura que se mira el ombligo a la hora de discutir los haberes de sus representados y no admite referencias ajenas.
Desde el Ejecutivo municipal no se sorprendieron por la solicitud, aunque el contexto en el que se resolvió dividir en tramos la discusión para el último semestre era otro. Mauricio Macri dijo el mes pasado que la inflación estaba bajando y que las condiciones no estaban dadas para una reapertura de la negociación.
El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, tomó la afirmación presidencial y resiste la embestida sindical del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) y los gremios del sector Salud. Como miembro de la liga Cambiemos, Mestre sabe que no puede correrse de la línea. Menos, cuando sabe que no puede agarrar del codo a la Nación que ya comprometió su asistencia en caso que el municipio necesite fondos para pagar sueldos.
Funcionarios municipales aseguran que tratarán de dilatar la situación con la excusa de observar el movimiento de las variables económicas. Mestre lo insinuó.
Durante un acto de inauguración de una decena de cuadras de pavimento en barrio Los Boulevares, el responsable del Palacio 6 de Julio aseguró que no está en análisis la entrega de un bono de fin de año a los municipales, como estudia en Gobierno nacional y provincial para el sector público.
Cierto es que para Daniele tampoco está en estudio. El gremialista reprueba esa modalidad de reparación económica. Para el egresado de Ciencias Económicas el cálculo es simple: cualquier monto debe impactar en el recibo y acrecentar la base permanente del sueldo.
Sin lanzar un no rotundo, Mestre se mostró esquivo y condicionó un futuro aumento salarial al pago del 15 por ciento de coparticipación por parte de la Provincia. Si bien Schiaretti anunció que este mes realizará el primer desembolso a los municipios, la voz cantante de Cambiemos exige que el pago sea retroactivo a diciembre de 2015.
El Intendente sabe que la negociación será peliaguda porque el mandatario provincial dio señales que no dará el brazo a torcer. Y ante la discusión salarial que se le avecina, Mestre dio más pistas sobre su postura y se refirió a la compleja situación de la recaudación para compensar económicamente a los municipales por la inflación.
Los ingresos impositivos a la baja es una realidad que golpea a los municipios, no sólo al capitalino. Pero, a diferencia de otras comunas, el Palacio 6 de Julio destina un gran porcentaje de los fondos frescos de las arcas públicas para sostener a la planta de empleados.



Dejar respuesta