Schiaretti sugiere un bono pero es inflexible con paritarias

El gobernador de la provincia rechazó de plano la exigencia gremial de reapertura de paritarias pero dejó abierta la posibilidad de un bono de fin de año. Confirmó el descuento de los días de paro. Grahovac embistió contra la conducción de la UEPC y la relacionó al kirchnerismo.

Por Marcos Duarte

2016-10-03_schiarettiLos referentes del gabinete provincial se muestran inflexibles frente a la escalada de reclamos que protagonizan los sindicatos estatales. Sostienen que los porcentajes que se acordaron a principio de año no justifican el pedido de reabrir la discusión paritaria.
El gobernador Juan Schiaretti fijó la posición oficial: “Hemos sido muy claros: no vamos a reabrir las paritarias. Primero, porque no tenemos recursos. La recaudación de la Nación, de las provincias y de los municipios viene por debajo de la inflación porque el país está en recesión, por lo tanto no hay recursos para pagar” dijo tajante.
Además sostiene que los índices inflacionarios están a la baja y que por lo tanto no hay incumplimiento en lo firmado en febrero con los gremios provinciales.
Según la visión oficial, los incrementos en los sueldos de los empleados públicos provinciales le están ganando a la inflación. Los datos que difunde el gobierno provincial sostienen que, el año pasado, la inflación fue del 28 por ciento, y el incremento salarial alcanzó el 39 por ciento. En cuanto a este año, la inflación acumulada es del 29% y la suba de salarios fue del 32% al 34%.
En este sentido, mandatario provincial afirmó que “cuando uno mira el aumento salarial del año pasado, sumado al de este año, el año pasado todos los empleados públicos recibieron un 8,9% más que la inflación en Córdoba”. “Este año todavía no ha superado la inflación en la provincia, por lo tanto no hay posibilidad de reabrir paritarias” agregó.
Schiaretti evitó analizar las motivaciones de la posición de los dirigentes sindicales pero confirmó que, además, los días de paro serán descontados rigurosamente. En este sentido, la cartera educativa viene aplicándolos en cada uno de los cinco paros que el gremio docente provincial ha realizado en este año.
En el día de ayer, La UEPC presentó un recurso de amparo con el objetivo de lograr la restitución de los montos descontados y que la administración provincial se abstenga de efectuarlos en las huelgas futuras. La conducción sindical sostuvo que “El Gobierno es responsable de las medidas por su manifiesto incumplimiento. Debe restituir descuentos y abstenerse de nuevas deducciones”.
El gobernador respondió también a este planteo. “Y la ley es clara, dándole derechos de huelga a los sindicatos. El día que no se trabaja, no se paga”, dijo en oportunidad de la inauguración de un nuevo tramo de la autovía a Río Cuarto.
Quien se encargó de puntualizar el análisis del oficialismo provincial fue el ministro de educación Walter Grahovac. Durante el fin de semana, el ex dirigente sindical se mostró sorprendido por la dureza del reclamo. Confirmó que según los cálculos gubernamentales no hay razones para reabrir la discusión salarial y afirmó que lo preocupaba que “hayan empezado con las medidas de fuerza a los diez días de haber cobrado el segundo tramo del aumento”.
El titular de la cartera educativa fue incluso más allá y relacionó a la conducción de la UEPC con el gobierno de Cristina Kirchner. “Es una cuestión política y son parte del festín de los últimos años y ahora todos estamos en el esfuerzo para salir adelante” dijo Grahovac en referencia a los dirigentes sindicales.
De todos modos, el gobierno provincial no descarta reencauzar la negociación con los gremios estatales. El gobernador Schiaretti no descartó el otorgamiento de un bono de fin de año a los empleados públicos, aunque lo condicionó a los ingresos del estado provincia.. “Si la situación de la recaudación lo permite, a finales de este año estamos dispuestos a dar un bono para ayudar a que pasen las fiestas”, declaró.



Dejar respuesta