Con Negri y Aguad, intendentes UCR vuelven a la carga por fondos

El ente que reúne a los jefes comunales de la UCR realizó ayer un plenario para actualizar el reclamo por los fondos de la coparticipación provincial. Recibieron el apoyo de Mario Negri y el ministro Oscar Aguad.

fotonotEl acuerdo al que arribaron el gobernador Juan Schiaretti y el presidente Mauricio Macri logró contener el conflicto político en los límites de la provincia. De todos modos, los jefes comunales radicales piensan profundizar el reclamo por los fondos que, según su lectura, les corresponden legítimamente.
El tema de la distribución presupuestaria en Córdoba amenaza con ser el principal eje de disputa entre las fuerzas coaligadas en Cambiemos y el oficialismo provincial. La cuestión se constituyó en el hecho fundacional de la mesa provincial de la alianza que reúne a radicales, juecistas y macristas y, desde ese momento, ha ocupado un lugar de privilegio en la agenda política local.
En términos exclusivamente políticos, los principales referentes de Cambiemos consideran que la elección de este reclamo como principal bandera fue un acierto pleno. Por un lado, analizan que sirvió para cicatrizar heridas entre los socios de la coalición y encolumnarlos detrás de un eje unificador. Además, sostienen que lograron diferenciarse de la gestión provincial más allá de las excelentes relaciones que Juan Schiaretti cultiva con la administración nacional.
De hecho, el gobernador de la provincia anunció, apenas firmado el acuerdo con Mauricio Macri sobre el financiamiento de la Caja de Jubilaciones, que se coparticiparía entre los municipios el célebre 15% de la coparticipación devuelto por la Nación a partir del fallo de la Corte Suprema de Justicia. Según Schiaretti, esos montos llegarían a los jefes comunales a partir de la primera quincena del mes de setiembre.
Lejos de cerrar la polémica, los dichos del mandatario provincial provocaron la reacción de los intendentes opositores. Ramón Mestre, vocero natural del espacio y presidente del Foro de Intendentes Radicales, afirmó que de aceptar la propuesta del 15 por ciento desde septiembre, los municipios estarían resignando más de dos mil millones de pesos y agregó que “en el caso de la ciudad de Córdoba serían 270 millones de pesos”.
A partir de la rúbrica del acuerdo entre la nación y la provincia, el foco de los jefes comunales opositores se centra en el retroactivo correspondiente al período que va desde diciembre a agosto. En función de esto, estudian la alternativa de recurrir a la vía judicial para lograr el porcentaje correspondiente.
El intendente de Río Segundo, Javier Monte, fue contundente en la posición. “Hay una cuestión conceptual que parece que el Gobierno provincial no entiende: la coparticipación no puede estar atada a ninguna deuda. Son fondos que garantiza la Constitución Nacional y que no están en discusión. Si Córdoba recuperó el 15 por ciento de coparticipación por un fallo de la Corte Suprema, la Provincia lo debe compartir con los municipios y comunas desde ese mismo momento. Luego se podrán discutir deudas, pero esos recursos nos corresponden. Y si no hay respuesta, nos veremos obligados a ir a la Justicia, como en su momento la Provincia hizo con la Nación”, sentenció.
En la reunión de ayer, el Foro de Intendentes Radicales retomó el tema convocando a Mario Negri, presidente del Interbloque de Cambiemos en la cámara de diputados de la nación, y el ministro de Comunicaciones del gabinete nacional, Oscar Aguad. Ambos son dirigentes del radicalismo cordobés pero tienen peso propio a nivel nacional y relevancia en la primera línea de la alianza oficialista. Esta característica es considerada un valor agregado por los jefes comunales opositores dado el diálogo privilegiado que el gobernador ostenta con Mauricio Macri.
“No hay federalismo serio si la provincia no reconoce a los municipios los recursos que le corresponden” sentenció Negri cerrando filas con el planteo del plenario de intendentes radicales al mismo tiempo que afirmó que “el gobierno de Cambiemos distribuyó a Córdoba en nueve meses más plata que en 10 años”. La polémica parece convertirse en el parteaguas principal de la política cordobesa y, muy probablemente, en uno de los temas principales de la campaña electoral previa a los comicios legislativos de 2017.