Río III: Martino sumó al PRO a su gestión (juecismo aislado)

El macrismo abandonó la alianza con el Frente Cívico (con la que el año pasado quiso derrotar a la UCR) y se incorporó a la administración radical de Martino.

p04-1El intendente de Río Tercero, Alberto Martino, terminó por sepultar su derrape sciolista del año pasado, cuando apoyó al candidato presidencial del Frente para la Victoria, incorporando recientemente al gabinete municipal al principal referente del PRO en su ciudad. Su movida complica al Frente Cívico de Luis Juez y Juan Pablo Peirone, que formaba parte de una coalición opositora con el macrismo.
Martino sumó al jefe del PRO de Río Tercero, Gabriel Herrador, a su equipo de gobierno, y para ello creó una nueva subdirección en el organigrama municipal: Emprendedores y Pymes, que dependerá de la Secretaría de Desarrollo Local.
En Río Tercero, el PRO y el Frente Cívico se aliaron el año pasado para tratar de derrotar al radical Martino, que iba por su reelección, pero fallaron en el intento. El intendente, enojado con los macristas, decidió apoyar a Daniel Scioli, pero entonces le tocó perder a él. Por respaldar al kirchnerista, Martino fue amenazado con la expulsión de la UCR, propósito que perseguía Oscar Aguad, pero finalmente los radicales lograron la paz y Martino no sólo fue indultado sino que también fue designado presidente del radicalismo de su ciudad con el apoyo del mestrismo (que necesita consolidar el partido y ampliar el cuerpo de aliados para intentar recuperar el gobierno provincial en el ’19). Antes de sellarse la paz, llegó a decir que Cambiemos era sólo un eslogan, y reiteró su pena porque el macrismo jugó en contra de la UCR en las elecciones municipales del 2015.
Ahora, con la incorporación de Herrador, el intendente afirma su inclusión al esquema de Cambiemos, y al mismo tiempo deja fuera de juego al Frente Cívico.
Esta situación suma desconcierto a los juecistas, ya que no sólo han quedado solitarios en Villa Carlos Paz, por la ruptura de Walter Gispert con Esteban Avilés, sino que ahora les alcanza el desamparo en Río Tercero.
Herrador no parece muy apenado por descolocar a su antiguo aliado contra Martino, el juecista (y ex radical) Peirone. En declaraciones al diario Tribuna, de Río Tercero, dijo que Peirone tiene problemas de liderazgo y que no sigue las estrategias provinciales y nacionales de Cambiemos. Incluso, puso en duda la existencia del Frente Cívico.
Para Herrador, Cambiemos se integra por “el radicalismo, el PRO, el ARI y en Córdoba queda esa particularidad del Frente Cívico que no se sabe si existe”.
“Muchas veces, como dentro del Frente hay sectores hasta kirchneristas, dificulta una gestión que se hace o se intenta realizar, o simplemente una reunión que se frustra por discusiones ideológicas”, dijo el macrista sobre la coalición en descomposición Todos por Río Tercero.
El macrista aseguró que en la campaña del año pasado la conducción no fue clara. “En medio de la campaña tuve que salir de escena, porque más que todo el sector peronista del Frente no se bancaba que un PRO tuviera protagonismo. Para no perjudicar más la campaña decidí abrirme y que después no vengan a querer facturar eso”, expresó.
Herrador elogió a Martino por su sincronía con Cambiemos. “El intendente tuvo una mirada bastante precisa del rumbo al que el Gobierno nacional quiere apuntar, más que todo en el fomento de emprendedores y en ayudar a las pymes a crecer”. “Vamos a apostar mucho a ayudar a las pymes a crecer y a incentivar nuevas. Vengo trabajando en esa área desde hace tiempo; entonces nos reunimos con el intendente y decidió crear en la Municipalidad un área específica”, continuó.
Respecto a los planes para el 2019, y si el acuerdo entre el PRO y la UCR se mantendrá, opinó que sí. “Nuestra intención es trabajar de forma conjunta con el radicalismo, porque es la pata fundamental a nivel nacional y provincial”, dijo. Y agregó: “Me gustaría que Cambiemos tenga un período más a nivel nacional, lo que se va a reflejar en la ciudad”.
“La ciudad es tan particular –agregó-, que vamos a ver cómo se desarrolla. Si logramos diseñar la estrategia electoral para que el vecino se vea beneficiado, creo que nos va a salir bien”.