Provincia concentra lucha contra la inseguridad

El gobernador Juan Schiaretti presentó la Policía Barrial que servirá a los vecinos de la ciudad de Córdoba.

schiaretti-policia-barrialLas calles de la ciudad no serán patrulladas por la Gendarmería Nacional, como pidió el intendente Ramón Mestre momentos después que su par de Villa Allende sacara partido de sus buenas migas con el macrismo gobernante y lograra la presencia de las fuerzas federales en Sierras Chicas.
A la Municipalidad no le corresponde el combate abierto contra la inseguridad, pero no podía permanecer ajena a la reubicación en la agenda política de una de las principales preocupaciones de los argentinos.
La interna indisimulable entre el gobernador Juan Schiaretti y el radical no sólo tuvo su capítulo central en la puja por fondos coparticipables; también, en los programas para combatir la inseguridad.
Fue el ministro de Gobierno Carlos Massei, quien se paseó por toda la provincia con el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco. El enviado de la ministra Patricia Bullrich, confirmó el desembarco de gendarmes para diciembre, pero “dijo que no autorizaría el patrullaje bobo”.
Los avezados peronistas se encargaron de precisar que la referencia era exclusiva para Mestre ergo la solución al flagelo no corría por su cuenta.
Llegaría días después la presentación de la Policía Barrial, una fuerza conformada por 220 agentes que se desplazarán en 11 cuadrantes de 43 barrios de la ciudad de Córdoba.
“No solo debe llevar seguridad a los barrios, sino fundamentalmente tranquilidad a los vecinos, como existía hace unos años, reconstruyendo la confianza pero sobre todo empoderando a los vecinos en el control social de la fuerza policial”, dijo Schiaretti en el acto que contó con la presencia del funcionario municipal, Javier Bee Sellares, y la ausencia de funcionarios municipales.
La Policía Barrial se enmarca en el Plan Integral de Seguridad provincial, que se ejecuta bajo la órbita del Ministerio de Gobierno en articulación con otras áreas del gabinete provincial y del Poder Judicial.
“Estamos convencidos que la inseguridad es hija de la exclusión social, la desigualdad y la falta de oportunidades. Sabemos que vivimos en un país con una alta pobreza y exclusión. Por eso, nuestra tarea como gobernantes es llevar justicia social a cada rincón de Córdoba”, aseguró el mandatario.
Schiaretti le puso números a su compromiso: este año la Provincia invertirá 560 millones de pesos en la adquisición de móviles policiales. Al mismo tiempo, se continuará con la incorporación de personal y para 2017 se prevé el egreso de otros 1.200 efectivos.
Habrá más anuncios hoy. Esta vez, frente a los intendentes que integran la Mesa Provincia-Municipios.
Junto con la EPEC, Schiaretti anunciará hoy un programa para la compra e instalación de luces led. La ciudad de Córdoba será la prioridad, como también ciudades grandes del interior.
Schiaretti prepara así el terreno para el desembarco del Consejo Federal de Seguridad Interior, que tendrá lugar en Córdoba el 14 y 15 de septiembre, conforme a lo anunciado por el presidente Mauricio Macri cuando lanzó el programa “Argentina sin Narcotráfico”.