Avilés: “Me siento y gobierno como radical”

El intendente de Villa Carlos Paz dijo que nunca hubo un “distanciamiento” con Mestre

Por Alejandro Moreno
[email protected]

esteban-avilésDespués de su notable victoria del año pasado, cuando dos de cada tres votos fueron para reelegirlo como intendente de Villa Carlos Paz, Esteban Avilés se convirtió en una pieza codiciada para los armados que ya se planean hacia el 2019. En una entrevista con Alfil, Avilés celebró las buenas relaciones con el macrismo, con el peronismo y con el radicalismo, dejando que a las especulaciones las hagan los demás. También habló sobre las dificultades que atraviesa por la municipalización del servicio de agua, que debió sacar por decreto por la ruptura con el Frente Cívico, que pese a ser su aliado le quitó los votos en el Concejo Deliberante.

Periodista: La Coopi (Cooperativa Integral) amenaza con judicializar la cuestión. ¿Esto le preocupa? ¿Cree que puede frenar el proceso de municipalización?

Esteban Avilés: Ellos tienen la metodología de la judicialización como herramienta permanente. Lo han hecho durante treinta años. Uno a veces toma decisiones no queridas, pero debidas, desde el punto de vista de gobierno. Nosotros tuvimos cinco años de tratar de ordenar la situación con la prestataria, de que entiendan que ellos no son los dueños del agua, que es un servicio que presta el estado y ellos son la prestataria. Eso significa que hay un marco regulable y que hay ordenanzas vigentes. Hay una precariedad que vienen teniendo de 2012. Este modelo se basa en lo ilegal, porque claramente es la prestadora que debe ser la única en el país que ha tenido rebeldía con las tarifas aprobadas por el Concejo de Representantes. No solamente que estuvo en rebeldía con una tarifa aprobada, sino que también aplicaron el cedulón del cobro del agua sin autorización de la Municipalidad. Una capitalización que hoy provoca que el vecino pague el agua por un valor que no debería pagar. Son más de 47 millones de pesos que ya ha cobrado la prestataria desde el 2014. Es una grave irregularidad, más una retención indebida de seis millones de pesos. Además, hay una problemática de roturas en la vía pública sin autorización, o la realización de obras públicas sin autorización del estado, y que después vienen a reclamar. Esta situación fue histórica. Tanto (Eduardo) Conde como (Carlos) Felpeto claramente hicieron declaraciones públicas cuando fueron intendentes de ver la municipalización, o de crisis y conclictos muy graves, similares a los que hoy estamos tratando de ordenar en la ciudad. Tuvieron contrato en la época de Conde, prórroga en la de Felpeto y ahora es la precariedad; pero en las tres, las formas de manejo es la misma: ellos no se sujetan ni a contrato, ni a prórroga ni a precariedad. No ha variado nunca la falta de respeto, la intolerancia, que se justifiquen con los empleados, cuando lo  empleados nunca estuvieron en discusión. Reconocemos su labor, a tal punto que dijimos que los empleados van a seguir trabajando en el estado, con el mismo convenio colectivo que hoy los vincula con el Sipos. No se discuten los empleados, no se discute un problema de paz social. Los que ponen en peligro la paz social en la ciudad claramente son los dirigentes, cuando provocan acciones violentas como la del jueves pasado.



P.: La derrota legislativa, ¿no es algo aceptable en Las reglas de juego de la democracia?

E.A.: ¿Cuál derrota legislativa?

P.: No tener los dos tercios para sacar la ordenanza de municipalización.

E.A.: Yo no lo veo como una derrota. Yo aplico el sentido común y la responsabilidad en mi acción como intendente. La derrota acá es del vecino, que no lo dejaron participar. Este no es un tema de oficialismo y oposición, es un tema de la ciudad, que es de fondo de los últimos 30 años. Lo grave del Concejo es que esta mayoría que se necesitaba no se logró, no querían dialogar, no querían escuchar. El hecho que no querían que participe la gente en una decision es claramente que están trabajando a espaldas de la gente.

P.: Los votos que faltaron fueron los del Frente Cívico. Salió muy cara, políticamente, la presidencia del Concejo de Representantes (que era del juecista Walter Gispert y quedó en poder de una avilecista).

E.A.: Nosotros en Carlos Paz Unido no tenemos una mirada tan sectorial de los espacios y de las personas. Siempre ése ha sido el espíritu de nuestro espacio. Cuando formamos el Ejecutivo pusimos los mejores hombres de todo el espacio, no importándome qué sector expresa. Hay más de 35 dirigentes del Frente Cívico en el gobierno, y hay cuatro o cinco que están con esta postura de no llamar al referéndum, que son justamente concejales. Si vos vas al Ejecutivo, que hay secretarios y directores que son del Frente Cívico, los que me acompañaron con la firma y son los que conjuntamente con Gispert trabajaron en este proyecto durante dos años y medio. Acá lo que tiene nuestro gobierno es que no sorprende. Yo no podria decir que Gispert votó en contra por no tener la presidencia. Es un análisis que deberían hacer los medios.

P.: ¿Es una cuestion que ha hablado con Juez?

E.A.: Nunca he tenido un vínculo político con Luis. Yo soy radical. Mi espacio dentro de Carlos Paz Unido es el radical. Siempre he tenido muy buena relación con Luis, pero yo no tenía una relacion de trabajo con el juecismo provincial.

P.: Soy radical, dijo.

E.A.: Sí.

P.: Sigue siendo radical.

E.A.: Siempre he sido radical, me siento radical y gobierno como radical.

P.: Pero no está en el partido (como resultado de su distanciamiento con Carlos Felpeto).

E.A.: Yo ideológicamente me siento radical. Con una apertura muy importante de respeto y de tolerancia hacia los otros partidos políticos, lo cual me llevó a ser parte de esta construcción colectiva que hicimos.

P.: En la ciudad de Córdoba se dice que hay un acercamiemto con Mestre. ¿Eso es cierto?

E.A.: Lo cierto es que no hubo distanciamiento. Sí hubo en alguno momento algunas declaraciones de los dos. Pero yo lo que planteo, más que la relación buena que tengo con Ramón, es la buena relación que tenemos entre todos. Hoy se está dando esto de la línea nacional, provincial, la forma que se está manejando la Mesa Provincia-Municipios, en la que hay un profundo respeto. Creo que tenemos hoy la madurez, todos, de entendernos, de que cada uno se pone en el lugar del otro. Tengo una muy buena relación con Ramón, una muy buena relación con el gobernador y con Gaby (Gabriel Frizza) que está liderando el espacio de los intendentes de Macri.

P.: La hipótesis es que en el 2019 confluirá en Cambiemos.

E.A.: A mí no me gusta mucho hablar de proyecciones y menos de la mía. Hablar más de lo que estamos haciendo y de lo que queremos hacer.

P.: ¿Cuál es su opinión del conflicto entre los intendentes y el gobierno provincial por los fondos coparticipables?

E.A.: El planteo de Cambiemos es legal y es así: ese 15 por ciento debe ser distribuido entre todos los intendentes de la provincia. No compartí la metodología. No creí que se deba haber llegado a esa posición administrativa en la Mesa Provincia-Municipios cuando veníamos trabajando muy bien en muchísimos temas.