De la Sota heterodoxo, con Massa y Stolbizer

El ex gobernador participó del Congreso Nacional del frente UNA. Confirmó que se mantendrá alejado del justicialismo nacional y destacó la construcción de una fuerza nueva.

Por Marcos Duarte

ilustra-stolbizer-massa-y-de-la-sota-una-mas“Comparreligionarios” fue el neologismo elegido por José Manuel de la Sota en el inicio de su alocución en Parque Norte, emblemático lugar que congregó a toda la dirigencia de la coalición UNA.
El término que evoca a las tradiciones del peronismo y el radicalismo simboliza el mensaje central que el ex mandatario provincial quiso transmitir: la vocación de UNA es estructurarse como una fuerza autónoma, alejada del PJ y que convoque a dirigentes de todos los sectores políticos.
La foto del escenario principal buscó graficar ese mensaje. Sergio Massa, Roberto Lavagna y José Manuel de la Sota rodearon a la invitada estelar: Margarita Stolbizer. Un acuerdo electoral del peronismo disidente con la ex candidata presidencial del frente Progresistas era impensable hace unos meses, hoy parece una realidad.
La dicotomía entre liderar a un peronismo acéfalo y construir un espacio alternativo que ocupe el espacio opositor succionando la base electoral justicialista sin establecer pactos con la estructura partidaria parece saldarse hacia la segunda opción. Por lo pronto, el tigrense y el cordobés dan señales en ese sentido.
De la Sota hizo hincapié en el carácter propositivo de la nueva formación. “Sabemos cómo se construye una fuerza política republicana y democrática” dijo ante lo más granado de la dirigencia nacional de UNA. Luego, se diferenció del kirchnerismo en forma tajante al rechazar el discurso “nostálgico” y asegurar que no apuestan al fracaso del gobierno de Mauricio Macri.
Este punto parece central en la dirección estratégica de UNA. Consideran que hay que mantener una distancia profiláctica con todo lo que pueda relacionarse al gobierno de Cristina Kirchner para obtener credibilidad política. Por eso descartan acuerdos formales con el PJ, al que consideran definitivamente contaminado de kirchnerismo.
Por otra parte, la cercanía de Margarita Stolbizer funciona, para los estrategas de UNA, como una garantía de combate a la corrupción del gobierno anterior. Además, representa una suerte de neo-transversalidad que puede ponerlos en mejor posición para disputar el electorado de Cambiemos.
En su discurso, De la Sota tuvo una especial referencia a las distintas vertientes que confluyen en UNA. Se refirió a la democracia cristiana, a los independientes, a los partidos provinciales, y a los radicales que abrevan en su espacio nacional.
Al mismo tiempo, rescató enfáticamente su pedigrí justicialista. “Nací, fui, soy y seré peronista” dijo ante el auditorio integrado, entre otros, por buena parte de la nueva conducción de la CGT recientemente electa.
Seguidamente aclaró que “hace más de 20 años que no ocupo cargos en el PJ” y se diferenció de quienes “solo pelean por rótulos”, en referencia a la conducción formal del justicialismo nacional.
La apuesta de los socios de UNA parece ser la ancha avenida del medio. De la Sota se diferenció del “populismo irresponsable y el neoliberalismo salvaje” en referencia al kirchnerismo y el macrismo respectivamente. También atacó al gobierno por su falta de sensibilidad social y lo que considera un plan de gobierno que no privilegia el bienestar de los ciudadanos.
En el cierre alimentó lo que desde hace algunas semanas viene creciendo como rumor. “Hay que ocuparse más de los problemas de la gente y menos de las candidaturas” dijo y agregó que tanto él como Massa no están obsesionados por encabezar las listas legislativas el año que viene.
Según De la Sota la prioridad del dúo que conduce UNA es la construcción de una fuerza nacional. En Córdoba, no hay observador político que no asegure que la postulación del ex gobernador es un hecho. Luego del encuentro de ayer, muchos analizan que puede haber una sorpresa.



3 Comentarios

  1. Es una especie de macrimo: Stolbizer por Carrió.
    El problema es el pasado K de algunos: Massa, Lavagna. Y la simpatía que alguna vez tuvo la Sra.
    del GEN . ¿O se olvidan?.
    ¿Qué le pasa a De la Sota?

  2. Mientras el Pro se acerca al peronismo Massa se vuelve progre.
    Es verdad, el pasado K de Massa y Lavagna se hace evidente. No solo por su encuentro con una filo K como Stolbizer, sino por sus expresiones (Lainversiones van a venir cuando aumente el consumo, Lavagna dixit).
    No justifico ni entiendo a De la Sota.

Dejar respuesta