Schiaretti, atento a próxima cumbre de gobernadores

El Gobierno nacional tiene en carpeta un nuevo encuentro con los mandatarios provinciales. Están pendientes un pacto fiscal y otro energético.

schiaretti-con-los-gobernadoresLa exposición del jefe de Gabinete, Marcos Peña, en el Congreso dejó dos puntos pendientes en la agenda política de la Casa Rosada: una próxima reunión con los gobernadores y una cumbre energética para analizar la matriz del sistema productivo. Esos dos ejes estuvieron entre los párrafos iniciales que pronunció el jefe de Gabinete en su exposición ante Diputados en la tarde del miércoles.
Se trata de una combinación de ejes en los que la Provincia tiene un particular interés. De ambos conversaron el gobernador Juan Schiaretti y Peña la semana pasada durante su última visita a Córdoba, distrito electoral que inclinó la balanza en el balotaje de noviembre pasado.
Sin embargo, desde la Casa Rosada indicaron que aún no hay fecha para ninguno de los dos encuentros, que el mismo Gobierno nacional considera vitales. La preocupación por el error no forzado que generó la implementación del aumento a las tarifas y el posterior fallo de la Corte Suprema de Justicia, que suspendió las subas al gas, concentra hoy la atención de la administración de Mauricio Macri.
Sobre el eje político, los gobernadores ven con ansias una tercera cumbre con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el alfil político de Balcarse 50. La discusión de una nueva Ley de coparticipación es la herramienta con la que la Casa Rosada llama al diálogo a las provincias.
Además muchos mandatarios necesitan el oxígeno de los recursos nacionales. Esta semana, las provincias recibieron el 3% de fondos anteriormente detraídos por la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). Un aliciente para calmar la ansiedad. En todo caso, los 100 millones que recibió esta semana Córdoba representan una suma muy inferior a los montos que emergen de la distribución de fondos jubilatorios.
No obstante, las 13 provincias que no armonizaron su sistema jubilatorio con la Nación insisten con acelerar el intercambio de información para lograr un acuerdo lo antes posible. Córdoba ha sido la abandera de esta cruzada.
En todas las oportunidades en que los gobernadores compartieron eventos políticos por este punto (inclusive cuando apoyaron la Ley para el pago a los fondos buitres), Schiaretti insistió con la necesidad de solucionar el déficit de la Caja de Jubilaciones, que actualmente se solventa con fondos del Estado provincial.
Aunque la situación financiera mejoró luego del fallo de la Corte, que incluye a Santa Fe y San Luis, desde la Provincia afirman que no es justo que mientras Córdoba se hace cargo enteramente de su sistema jubilatorio, otras jurisidicciones que lo delegaron a la administración nacional, reciban la misma cuota de recursos.
Allí fueron dirigidos los daros del interbloque de cordobés de UNA durante la exposición de Peña el miércoles en la Cámara Baja. El diputado Juan Brügge fue quien requirió plazos al jefe de gabinete sobre las firmas de convenios sobre el sistema previsional.
El PJ cordobés balancea entre su rol opositor y su buena relación con la Casa Rosada. En última instancia, cuando arranque el 2017 Córdoba se convertirá en un territorio electoral en disputa. Mientras tanto se muestra como el ala más moderada de UNA. Sergio Massa busca imprimirle al espacio político que comparte con José Manuel de la Sota una postura más beligerante.

Relación con los gobernadores
Aunque Diputados no es el centro de gravitación de los gobernadores en el Congreso –su peso político reside mayoritariamente en el Senado- el reciente revés al DNU del presidente Mauricio Macri para reasignar partidas presupuestarias a la provincia de Buenos Aires y a la Capital Federal por 76.000 millones de pesos dejó en claro las necesidades del oficialismo de buscar consensos. Máxime cuando se trata de recursos.
Mientras esperan una próxima reunión con la Casa Rosada, algunos mandatarios del PJ comienzan a agruparse. El miércoles los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey, y Entre Ríos, Gustavo Bordet, anunciaron que comenzarán una gira por el país de manera conjunta. El germen de una próxima mini liga de gobernadores justicialistas.

Energía
El segundo punto, la cumbre energética, también está pendiente en la agenda del Gobierno nacional. Un eje que también interesa a Córdoba porque es una de las pocas provincias junto con Santa Fe que tiene una empresa de energía estatal: EPEC.
En su presentación ante la Cámara Baja, Peña dijo que la situación energética que atraviesa el país exige reconocer la insuficiencia del sistema energética y la adecuación de la tarifas. En este contexto, el funcionario revivió la ambición de suscribir un acuerdo energético federal. “Venimos trabajando con todos los gobernadores independientemente de su signo político, sea con los que producen gas y petróleo”, señaló Peña en su momento.
La prioridad del Ministerio de Energía de la Nación está puesta ahora en organizar los trastornos generados por el fallo sobre el mapa energético y las previsiones fiscales truncas del Gobierno. También los requerimientos formales de las audiencias públicas. Están desbordados.
Mientras tantos los gobernadores esperan la maduración de una nueva cumbre antes que empiece el año electoral.