Zapiola, el moderno

Los radicales todavía se entretienen intercambiando comentarios del acto de asunción de las autoridades partidarias, realizado el lunes por la noche, cuando Alberto Zapiola quedó al frente del Comité Central de la Provincia.

2016-08-24_ZAPIOLALos radicales todavía se entretienen intercambiando comentarios del acto de asunción de las autoridades partidarias, realizado el lunes por la noche, cuando Alberto Zapiola quedó al frente del Comité Central de la Provincia. Uno de los secretarios salientes le preguntó al periodista si había advertido cuál fue el motivo por el que Zapiola recibió su primera ovación como presidente.

Secretario saliente: ¿Lo notó? ¿Sí o no?

Periodista: Debería repasar mis anotaciones, pero supongo que habrá sido al mencionar a Leandro Alem, Hipólito Yrigoyen, Amadeo Sabattini o Arturo Illia. Siempre es así en los discursos radicales.

S.S.: Veo que esta vez no estuvo tan atento.



P.: ¿Y usted sí? A ver, dígame cuándo lo ovacionaron por primera vez a Zapiola.

S.S.: Antes le hago una observación. Cuando Ramón Mestre lo designó a Zapiola como presidente del Comité Central, la principal crítica que se le hizo fue que, por su edad, difícilmente se lanzaría a recorrer la provincia con el ímpetu de un joven.

P.: Bueno, sí, es cierto, muchos cuestionaron eso.

S.S.: Sin embargo, Zapiola abrió su discurso anunciando la modernización del partido.

P.: Sí, dijo que la UCR cordobesa tendrá su propio portal en internet. Y entre las cosas más interesantes que explicó es que ahora los dirigentes del interior podrán hacer los trámites por una intranet, es decir que se ahorrarán esos fatigosos viajes para traer, a veces, unos papeles. Y hasta dijo que harán teleconferencias con los presidentes de los circuitos del interior, que así podrán participar, por decirlo de algún modo, de las reuniones del Comité. Muy buenas decisiones para facilitar la vida interna.

S.S.: Claro. Y bien, cuando Zapiola comenzó a recitar las redes sociales en las que iba a tener presencia el partido, desde las columnas de la Juventud, que eran numerosas, partió la ovación. No fue por decir ¡¡Alem, Yrigoyen, Sabattini, Illia…!!, sino ¡¡Twitter, Facebook, Instagram…!!

P.: Quién lo hubiera dicho… A Zapiola sólo le falta salir a cazar pokemones…