Multitudinaria marcha de estatales

Los gremios estatales de Córdoba marcharon ayer al Panal para protestar por la restitución del 82 por ciento en las jubilaciones.

pihen-y-monserratLos gremios estatales de Córdoba marcharon ayer al Panal para protestar por la restitución del 82 por ciento en las jubilaciones.
Por ello, no hubo clases en los colegios públicos y privados (adhirió Sadop) y se mantuvo una atención mínima en los hospitales. También se vio afectada la actividad en EPEC, Banco de Córdoba y la Municipalidad.
La marcha fue multitudinaria y perjudicó el tránsito en el centro de la ciudad durante casi toda la mañana, al no respetarse la ley de la media calzada para protestar.
El secretario general de UEPC, Juan Monserrat, pronunció uno de los discursos frente al Centro Cívico: “el único responsable del paro es Schiaretti, que dice que estamos en buen rumbo con Macri y se niega a abrir mesa paritaria y parar el ajuste nacional”.
Además, dijo que la marcha fue para “decirle al gobierno de la Provincia ‘basta, no toqués más nada de la Caja, todo esto que venís haciendo es en perjuicio de los trabajadores, de los aportantes a la Caja’”.
“¿O acaso nosotros no tenemos palabra, o no tenemos ideas y no podemos proponer cosas mejor de las que propone él?”, se preguntó.
Gabriel Suárez, de Luz y Fuerza, aseguró que “esto recién comienza”, mientras que Rubén Daniele, del Suoem, cuestionó “las ausencias”, en una alusión que todos interpretaron como dirigida a José Pihen, del SEP.
El SEP no adhirió a la movilización, por lo que fue muy cuestionado por ATE, que le disputa la representación de los empleados públicos.
Por su parte, Raúl Ferro, titular de la Bancaria Córdoba, explicó que se manifestaron en rechazo a la ley provincial 10.333, que “implica un recorte en los haberes” y a la armonización con las jubilaciones nacionales.
También se realizaron protestas en el interior provincial, fundamentalmente en las grandes ciudades.

Giordano
Por su parte, el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, declaró que la ley 10333”le permite a un empleado, cobrar el 89% o más de su salario como activo. Lo cual me parece razonable”.
El funcionario aseguró que es “un tema que está muy claro” y por el que “no hay motivos para preocuparse.