Pretto defiende a Peña y embiste a UPC

El diputado nacional del PRO refutó las declaraciones de los referentes de Unión por Córdoba en relación a la polémica por los fondos correspondientes a los municipios. Sostuvo que la deuda de la provincia está probada y se encolumnó con los reclamos que hiciera el jefe de gabinete nacional en su paso por Córdoba.

Por Marcos Duarte

2016-08-22_PEÑA_PRETTO_AMERICAEl planteo realizado por la flamante mesa provincial de Cambiemos en torno a la distribución de fondos provinciales a los municipios parece haberse transformado en un parteaguas en la política local. El aval del principal ministro del gabinete nacional al cuestionamiento de los jefes comunales opositores desató una escalada de acusaciones que amenazan con enturbiar lo que, hasta hace poco tiempo, era una relacion fluida entre el ejecutivo provincial y el gobierno de Mauricio Macri.
El hecho que convirtió un reclamo de política doméstica en un contrapunto con consecuencias nacionales fue la visita de Marcos Peña a la provincia. En el panal esperaban que el jefe de gabinete de ministros contuviera a su tropa local en salvaguarda de la relación privilegiada que Juan Schiaretti exhibe con Mauricio Macri.
Para sorpresa de propios y extraños, Peña hizo propio el reclamo de los jefes comunales de Cambiemos y sugirió al gobierno provincial practicar el federalismo interno tal como, según su mirada, lo hace el gobierno nacional con las provincias. Esta comparación desató las iras de los referentes de Unión por Córdoba que cruzaron fuerte al jefe de gabinete.
Carlos Gutiérrez, presidente del bloque de legisladores provinciales de UPC, fue el encargado de contrarrestar los cuestionamientos. Sostuvo que la provincia no adeuda dinero a los intendentes y consideró una práctica “kirchnerista” el anuncio de ayuda directa a los municipios que hiciera Peña ante la mesa de Cambiemos. Además, acusó al funcionario de desconocer el fallo que devolvió el 15% de los fondos de la coparticipación a la provincia.
El diputado nacional Javier Pretto salió en defensa del jefe de gabinete y cuestionó fuerte al gobierno de Unión por Córdoba. En primer lugar, explicó el origen de los 1.620 millones de pesos que los intendentes y jefes comunales le reclaman al gobierno provincial.
Según el titular del Pro cordobés, hay 922 millones de pesos de impuestos nacionales que fueron percibidos por la administración provincial y no distribuidos entre los municipios. A eso se sumarían los 278 millones por impuestos provinciales no coparticipados y, por último, 420 millones de los fondos devueltos por la Nación del 15% de coparticipación.
“Es lógico que Peña respalde esta posición de los intendentes porque está debidamente probado que la deuda existe y que la Provincia no gira lo que les debe a los municipios, opinó Pretto sobre las declaraciones del jefe de gabinete.
Como ejemplo, respaldó a Ramón Mestre en la disputa que viene manteniendo con la administración provincial. “Además, cómo no va a pensar en enviar directo los fondos si en el último giro desde la Nación a la ciudad de Córdoba, que fue de 50 millones, al intendente le llegaron 15 millones. La Provincia no puede seguir utilizando los recursos como le quede cómodo”. El fuerte apoyo del presidente del PRO al intendente capitalino busca demostrar la unidad de la mesa de Cambiemos provincial en su enfrentamiento con Unión por Córdoba.
Luego sostuvo el principal argumento de Marcos Peña. “El jefe de Gabinete lo que hizo fue plantear la necesidad de practicar el federalismo al interior de la provincia, tal como viene demostrando con acciones concretas el gobierno nacional”, indicó.
Además, Pretto sostuvo que en el mes de marzo“el Presidente dispuso el envío de los recursos comprometidos por la Nación para las obras de Sierras Chicas, que no sólo tenían destino de obras hídricas, sino también para la construcción de viviendas. Pasó todo este tiempo y se hizo muy poco”, agregando condimentos a la polémica.
Por último, sostuvo la necesidad de que “la Provincia muestre y transparente todos los números” e interpretó que no lo hace “porque evidentemente que el reclamo de los municipios que realiza Cambiemos tiene todo el sustento”. Para terminar, anunció que, de no mediar una solución al planteo esgrimido, los afectados podrían acudir a la justicia a plantear la controversia.
La tensión creciente entre el oficialismo y la oposición provincial parece no encontrar cauce. Por ahora, los operadores del ejecutivo provincial confían en que no pasará a mayores aunque admiten que se impone una conversación sin intermediarios entre Juan Schiaretti y Mauricio Macri.



Dejar respuesta