Departamento Colón, la piedra de la discordia PRO

Apareció un protagonista inesperado que complicó la firma de la unidad en el macrismo cordobés. Se trata de un concejal de La Calera que desconoce el acuerdo entre el actual titular del partido, Javier Pretto, y su retador Héctor “La Coneja” Baldassi.

Héctor “La Coneja” Baldassi y el titular del partido, Javier Pretto
Héctor “La Coneja” Baldassi y el titular del partido, Javier Pretto

Estaba todo listo para cerrar la lista de unidad del PRO y proceder conforme al estilo del presidente Mauricio Macri: con confrontación cero. El oficialismo encabezado por el diputado Javier Pretto; y los retadores del cordón de las Sierras Chicas, Héctor “La Coneja” Baldassi y “Eduardo “El Gato” Romero, mantuvieron un intensa reunión con Humberto Schiavoni, donde el titular del espacio político a nivel nacional fue lo bastante persuasivo para que las facciones que disputaban la conducción provincial lograran una salida a los reparos iniciales.
Planteo que, por cierto, parecían inconmensurables. La lista de famosos del PRO y su candidato patrocinado –el concejal de Mendiolaza Andrés Díaz Yofre- dejaron atrás los cuestionamientos éticos. Pareciera que la conducta política del diputado Pretto no era tan escandalosa como aseguraban, apenas lanzaron la lista “Participación y Transparencia” en el marco de las denuncias por sobreprecios en la obra pública que enfrentaba, junto a Eduardo Accastello, el ex legislador de Unión por Córdoba.
En la misma línea, el borrón y cuenta nueva también llegó para “Córdoba Amarilla”, quienes seguían de cerca las denuncias que salpicaban a Díaz Yofre y al intendente de Villa Allende. Al primero, se lo acusaba de ocupar dos cargos públicos en ejercicio; y, al segundo, por favorecer a su colega y malversación de fondos.
La campaña estaba planteada en un debate ético que no beneficiaría a ningún bando. La lista de “contras” aumentaba si se tiene en cuenta que la interna desnudaría una abismal diferencia entre los afiliados interesados en asuntos internos del partido y aquellos que se volcaron en masa a las urnas para apoyar a Mauricio Macri el día del balotaje.
Con una participación activa de Schiavoni, las dos facciones que competirían por la conducción provincial hicieron en un borrador la lista única. Díaz Yofre, candidato de los hombres de las sierras, se metería en el cuadro de autoridades.
En Capital, ocurrió lo mismo entre la actual responsable del distrito, Soher El Sukaria; y la aspirante a sucederla, Laura Rodríguez Machado. La legisladora provincial encabezará la boleta; la senadora colocó a dirigentes de su confianza y, los más importante, conservará la vicepresidencia del PRO Nacional.
La rúbrica del acuerdo de palabra se realizaría en el transcurso del fin de semana. Así se habían comprometido los dirigentes locales con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su paso por la ciudad. No pudo ser.
Ahora, Pretto y Baldassi enfrentan un “enemigo” inesperado. Un conato de rebeldía ocurrió en el departamento Colón. Un concejal de La Calera, Ariel Mealla, no declina sus ambiciones electorales y se rehúsa a bajar su lista. La historia tiene condimentos más sabrosos: la insurgencia sale de las filas del oficialismo partidarios.
Se trata de un dirigente del interior afín a Pretto. El edil desconoce a su referente y, durante el fin de semana, no cambió de parecer. Impugna la incorporación de Díaz Yofre a la lista única y capitaliza su momento de fama para hacer ruido en el bastión de Baldassi y Romero.
Hoy habrá una reunión de gran parte de la dirigencia (ahora unida) para analizar los pasos a seguir. Si el diálogo no prospera con un actor inesperado en la interna del PRO, no descartaban acudir a la artillería pesada para evitar una interna que aún no tiene fecha, según la resolución reciente de la Junta Electoral.
La opción extrema implica la impugnación de las dos listas en competencia, la consiguiente intervención del Departamento Colón y el nombramiento de una comisión normalizadora.