Fin de paciencia gremial: inicia temporada de reclamos

Agosto amanece como un mes cargado para la agenda gremial. La reactivación de las demandas económicas y la unidad de la CGT son los dos temas excluyentes del sindicalismo. La Caja de Jubilaciones vuelve a ser un eje central.

DYN08La masiva movilización del fin de semana pasado a San Cayetano en Buenos Aires inauguró la temporada de reclamos gremiales en todo el país. El esperado repunte económico vaticinado por la Casa Rosada para el segundo semestre no se materializó y las entidades sindicales y organizaciones sociales -muchas encolumnadas bajo la figura del Papa Francisco- le hicieron sentir al gobierno de Mauricio Macri su descontento.
En Córdoba, ATE será la encargada de estrenar la agenda de medidas de fuerza este mes y la batería de reclamos que incluyen el rechazo al aumento de las tarifas, el reclamo por los despidos y la reapertura de las paritarias para el sector público. Mañana comenzará el fin de la prórroga del segundo semestre a nivel local.
ATE no será el único gremio en expresar el agotamiento de la paciencia gremial; agosto promete ser un mes colmado de demandas en la provincia y con intensa actividad en el país.
A tono con la decisión de la conducción nacional, ATE Córdoba se plegará a la jornada de protesta prevista para mañana. Sus afiliados realizarán un abandono de tareas a partir de las 9 de la mañana para luego concentrar en la sede gremial. La atención en los hospitales provinciales – donde tiene su principal capital de afiliados- y en algunos lugares de la UNC se verá resentida.
Esta será la primera huelga que se sienta en el territorio provincial en el mes de agosto. Aunque en rigor a la verdad, fue la CGT Regional Córdoba y su par Rodríguez Peña quienes el primer día de julio inauguraron el segundo semestre con una jornada de protesta. El pronóstico indica que este, será un mes agitado en materia gremial, tanto a nivel nacional como provincial.

Plano nacional
En el primer plano, las expectativas de la reunificación de la CGT el próximo 22 de agosto suponen la apertura de un nuevo frente opositor para el gobierno. Con el peronismo divido, el sindicalismo puede convertirse en un polo potente y adoptar ese rol vacante. Esa sería la intención de varias de las cúpulas nacionales.
Los recientes fondos entregados para las obras sociales por el Macri no neutralizaron la efervescencia.

Plano local
En el ámbito local el escenario también es complejo e inclusive tiene matices propios. En primer lugar los gremios estatales ya tocaron las puertas de El Panal para discutir salarios. SEP y UEPC apelaron a la cláusula 4 del acuerdo rubricado a principio de año para solicitar que se reabra la negociación paritaria.
Los primeros en recibir la atención de las autoridades del Ejecutivo fueron los docentes. La semana pasada, la plana mayor de la UEPC fue atendida, como lo hace usualmente, por el titular de la cartera de Educación, Walter Grahovac. En la lista de espera aún están el SEP y UPS, siempre subsidiario de los acuerdos que logran sus pares más poderosos.
La respuesta del Gobierno fue la esperada: “no es el momento”. En el algún punto es cierto que recién este mes se terminó de acreditar el último tramo del alza. Los docentes, por su parte, contestaron activando su complejo entramado de asambleas. Este viernes, durante dos horas por turno, los educadores se dedicarán a analizar la situación salarial.
Por su parte, el SEP, que viene llevando adelante una peregrinación de intervenciones y movilizaciones teledireccionadas por los centros de salud, mañana se movilizará hasta la Dirección de Medicina del Trabajo en la calle Tucumán.

Relación política
Hay un componente político que condiciona a la Provincia. La sintonía que hay entre el Panal y la Casa Rosada se da en muchos planos; el económico es uno de ellos. La concordancia en los números le deja poco margen al Panal para mostrar una respuesta salarial que contradiga las estimaciones de la Nación.
Además, la Provincia tiene ahora otra prioridad: saldar la situación de la Caja de Jubilaciones, uno de los ejes en los que insistió el gobernador, Juan Schiaretti en la última reunión con los gobernadores en la Casa Rosada. En las últimas semanas el intercambio de información entre los equipos técnicos de Anses y del Ministerio de Finanzas ha sido muy fructífero, según consignaron fuentes del El Panal.

Unidad sindical
La Caja también es el denominador común de los reclamos de los sindicatos públicos, que esta semana anunciaron que desempolvarán la coordinadora de gremios estatales.
El gremialismo ha ocupado, de enero a esta parte, una suerte de rol opositor al Panal, salvando la polémica por la transferencia del Paicor y la reciente asignación de fondos nacionales para los municipios.
La coordinadora será lanzada formalmente el 18 de agosto en una conferencia de prensa en la UEPC. Luego realizará una movilización el próximo 24. Por su magnitud, este colectivo tiene un peso específico propio. De hecho, la reunión del lunes pasado en la sede de los docentes convocó a todos los gremios que realizan aportes a la Caja. Un capítulo que anticipa cuál puede ser el desenlace de la discusión por la unidad gremial en Córdoba.
En este sentido, la movilización prevista para este viernes en Bell Ville amanece como un hito en la discusión local de cara a la posibilidad de la unidad. Allí las dos CGT realizarán un plenario. Desde la organización se hizo saber que la invitación se hizo extensiva al resto del espectro gremial no alineado con ninguna de las dos centrales.