Consejo Superior refrendó voluntariado estudiantil en UNC

Con el voto positivo de más de dos tercios de sus miembros, el Consejo Superior aprobó ayer el articulado del proyecto Compromiso Social Estudiantil, impulsado por el rector Hugo Juri y los estudiantes de Franja Morada.

uncEl Consejo Superior se convirtió ayer en el espejo que mejor refleja el afianzamiento de la gestión comandada por el rector Hugo Juri al frente de la UNC.
El tenor de la discusión en la que los consiliarios aprobaron el articulado de la ordenanza Compromiso Social Estudiantil, que incluyó halagos hacia el oficialismo por la modalidad de discusión, fue diametralmente opuesto al de la ocasión en que se aprobó el mismo proyecto en general, en mayo pasado, cuando militantes kirchneristas interrumpieron el funcionamiento del cuerpo.
Además, los apoyos a la iniciativa superaron ampliamente los obtenidos en aquella ocasión, alcanzando los dos tercios de los miembros del Consejo Superior.

Estudiantes a las calles
La iniciativa aprobada ayer fue presentada por la bancada estudiantil de Franja Morada y contó desde un comienzo con un fuerte y explícito apoyo del rector Juri, quien decidió convertir el proyecto en una de las banderas de su segunda gestión al frente de la Casa de Trejo.
El proyecto estipula la generación de condiciones para que cada uno de los estudiantes de grado y pregrado de la UNC pueda realizar al menos una experiencia extensionista a lo largo de su carrera, de al menos 30 horas de duración.
El objetivo es que dicha acción ponga en contacto al estudiante con la sociedad en la que está inserta la Universidad a través de los conocimientos y el campo disciplinar de su carrera. Además, el proyecto apuesta a promover un perfil más social para los graduados de cada carrera y a potenciar el rol y la presencia de la UNC en la sociedad.
La ordenanza contempla la firma de convenios con “el estado nacional, provincial y municipal; con organizaciones de la sociedad civil sin fines de lucro (asociaciones civiles, mutuales, cooperativas, clubes, ONGs, organizaciones comunitarias, etc.); con sindicatos”, según el texto aprobado ayer.
Una de las primeras materializaciones del proyecto, de acuerdo a lo informado por fuentes del Rectorado sería la articulación con las escuelas secundarias provinciales, en las que los estudiantes de la UNC realizarían actividades de acompañamiento e integración para intentar mejorar los índices de deserción y repitencia que actualmente aquejan al sistema de educación media cordobés.
Para esto, el rector Juri ya avanzó en un acuerdo marco con el ministro provincial de Educación, Walter Grahovac, que lo haría posible.
A partir de mañana y en un plazo de 60 días, el Rectorado deberá presentar al Consejo Superior una propuesta de reglamentación que especifique una implementación gradual del proyecto. La misma estará a cargo del secretario de Extensión, Conrado Storani, y el de Asuntos Estudiantiles, Leandro Carbelo, ambos cuadros provenientes de las filas estudiantiles de la agrupación Franja Morada.
Asimismo, la propuesta será debatida en los respectivos Consejos Asesores, en los que dichos funcionarios se reunen con sus pares de cada una de las quince Facultades de la UNC.

Amplio acompañamiento
Cuando en mayo pasado el Consejo Superior aprobó en general la propuesta Compromiso Social Estudiantil, la misma contó con el aval de 23 de los 40 consiliarios que había en aquel entonces. Hoy el cuerpo cuenta con dos miembros más, las decanas normalizadoras de las Facultades de Ciencias de la Comunicación, Mariela Parisi, y de Ciencias Sociales, Silvina Cuella.
De los 42 miembros, 31 acompañaron la iniciativa estudiantil, superando con comodidad los dos tercios del cuerpo. Además de los miembros del oficialismo, el proyecto contó con el voto positivo de la decana de Psicología, Claudia Torcomian, y de los consiliarios estudiantiles de La Bisagra y de Movimiento Sur.
Solo se registraron tres votos negativos. Uno de ellos fue de la agrupación estudiantil La Mella, mientras que los otros dos correspondieron al decano y al consiliario docente de la Facultad de Ciencias Químicas, Gustavo Chiabrando y Mario Guido.
Al margen de una ausencia oficialista, los otros siete consiliarios decidieron abstenerse, aunque en general todos valoraron la propuesta como un primer paso hacia una rejerarquización de la función extensionista de la UNC.
Solo los químicos constituyeron una voz discordante, aseverando que las condiciones académicas y administrativas de su unidad académica convertiría al Compromiso Social Estudiantil en un peso insostenible para sus estudiantes.
Por otra parte, el enroque de posiciones de apoyo al oficialismo entre La Bisagra y los decanos kirchneristas pareció constituir una foto en negativo de la votación que consagró a Parisi como titular normalizadora de Ciencias de la Comunicación, en la última sesión.



Dejar respuesta