Paz radical

El dirigente radical buscó al periodista para enrostrarle que había publicado sobre un escandalete que parecía poner en riesgo la asunción de las nuevas autoridades partidarias, cuyo acto está previsto para el lunes 22 de este mes.

Soledad-CarrizoEl dirigente radical buscó al periodista para enrostrarle que había publicado sobre un escandalete que parecía poner en riesgo la asunción de las nuevas autoridades partidarias, cuyo acto está previsto para el lunes 22 de este mes. Las cosas han mejorado, y por eso el dirigente quería transmitir las buenas noticias.

Dirigente radical: Lo último que usted publicó sobre la interna de mi partido ha registrado importantes novedades. ¿Quiere que se las cuente, o sólo le interesan las malas noticias?

Periodista: Cuente, cuente. Me interesan las noticias, sean buenas o malas.

D.R.: Resulta que después de que usted publicó que el grupo Identidad Radical, el becerrismo, protestaba porque se había caído un secretario propio del acuerdo interno alcanzado en mayo pasado, hubo conversaciones amigables. Los becerristas recuperaron la silla que reclamaban en el Comité Central. Ahora tendrán dos.



P.: También había una protesta porque no se respetaba el cupo femenino en los delegados al Comité Nacional. O sea: estaban anotados Oscar Aguad, Mario Negri, Ramón Mestre y Carlos Becerra.

D.R.: Se solucionó también. Mestre hizo el sacrificio. Se bajó y a su lugar lo ocupará una mujer, que naturalmente será del grupo Confluencia.

P.: Imagino que no será otra vez Carla Abugauch.

D.R.: Seguramente le tocará a Soledad Carrizo, la diputada nacional.

P.: Y todo en paz, entonces.

D.R.: Todo en paz, por ahora.



Dejar respuesta