“El Gato” Romero acusado de caer en “vieja política”

La ampliación de una denuncia que impacta al intendente de Villa Allende es música para los oídos de la actual conducción del PRO Córdoba, que no perdona la utilización del caso Eninder por parte de los “famosos” del macrismo para aumentar sus chances en la interna partidaria.

gato-romeroCuánto faltará para que autoridades nacionales del PRO bajen la voz de mando y “sugieran” con mayor énfasis la búsqueda de consensos dentro del partido, que hoy ocupa el máximo escalafón de la política argentina. Día a día, quedan al desnudo desprolijidades de sus miembros que atentan directamente contra el discurso oficial del espacio nacido en la gran urbe porteña, de la mano de quien hoy comanda los hilos de la Nación, Mauricio Macri.
La pugna prevista para el 28 de agosto no sólo dejará un fuerte contraste entre los votantes que logró captar el PRO en la provincia para la saga de elecciones del maratónico 2015, con sus militantes/afiliados. Los más optimistas proyectan una elección con un poco más de mil votantes. También dejó en el tamiz las impugnaciones que circulan internamente a las capacidades y conductas de sus miembros. Héctor “La Coneja” Baldassi, el más interesado en reemplazar a Javier Pretto en la conducción provincial del partido, impugna la presentación de su compañero de bancada, precisamente por estar mencionado en una investigación por sobreprecios en la obra pública a través de un ente intermunicipal, donde ocupó la vicepresidencia hasta 2011.
Probablemente, entusiasmado por su pasado de árbitro, anticipa justicia y aprovecha la situación de Pretto para utilizar, internamente, las presuntas condiciones personales y profesionales de un dirigente sin experiencia política que Macri explotó estratégicamente con fines electorales. La actual conducción del partido se saborea con las denuncias que envuelven a un aliado de Baldassi, Eduardo “El Gato” Romero.
Como ocurre con Pretto, será la Justicia la que deberá determinar el grado de participación en los hechos que se los involucra. Nada está dicho, pero la interna se acerca y cualquier material nocivo para el rival es de uso obligatorio. Ahora está en la mira el intendente de Villa Allende, un macrista pura cepa que, como Baldassi, llegaron a la política bañados de altruismo y sin la “contaminación” de aquellos dirigentes de la vieja política.
A comienzos de julio, el concejal peronista que logró la destitución del edil macrista de Mendiolaza, Andrés Díaz Yofre (luego reincorporado por orden de la Justicia), va ahora por Romero. Nicolás Martínez Dalke presentó una denuncia penal para que se investigue la posible comisión de delitos por parte del Intendente de Villa Allende, por presunto abuso de autoridad, malversación de caudales públicos y usurpación de cargo. “Romero nombró mediante Decreto N°216/15 como asesor de Planificación y Control del municipio de Villa Allende a Díaz Yofre, a sabiendas de que éste no cumplía con los requisitos legales, ya que era simultáneamente concejal de Mendiolaza”, explicaba Dalke apenas realizó la presentación los primero días de julio.
El pasado viernes, el edil del PJ siguió generando ruido. Dalke presentó en Tribunales II de la ciudad de Córdoba, Fiscalía de Instrucción Distrito 4 Turno 4°, una ampliación de la denuncia penal contra Romero y Díaz Yofre. Aportó nuevas pruebas como un contrato comercial de prestación de servicios, suscripto por los dirigentes y refrendado por el secretario de Gobierno de la localidad serrana.
“El contrato habría sido celebrado el mismo día (esto es el 12/12/2015), que se dictó el decreto 216/15 de designación del señor Díaz Yofre como asesor de planificación y control de la municipalidad de Villa Allende, el cual en su artículo 2 dispone que los gastos que demande el cumplimiento del presente decreto serán imputados a la cuenta correspondiente – egresos presupuestarios año 2016”, informa el demandante en un comunicado.
Las prácticas asociadas a la vieja política que el Pro venía a desterrar parece que es un fantasma que asecha a oficialistas y retadores del partido amarillo. La condición de denunciados de Pretto y Romero, no deja de ser una mala noticia para Baldassi, quien con la salida de Felipe Lábaque de la interna, es un candidato que parece que dentro de poco batallará en soledad.



Dejar respuesta