UNC: En segundo semestre, Juri prioriza rediseño académico

El giro del actual sistema rígido de carreras hacia un modelo más flexible de créditos académicos será la prioridad del Rectorado de la UNC en lo que resta del 2016.



ilustra-juri-como-arquitectoCon la finalización del receso invernal, la UNC se despereza y recomienza su siempre tumultuosa actividad política y de gestión.
Mañana reinician las sesiones del Consejo Superior, y sus comisiones retomarán la discusión sobre procesos iniciados en la primera mitad del año, como la designación de decanos normalizadores en las nuevas Facultades de Ciencias de la Comunicación y de Ciencias Sociales y la implementación del proyecto Compromiso Social Estudiantil.
Sin embargo, en el Rectorado se preparan para lo que su titular, Hugo Juri, pretende que sea el hito de la segunda mitad de 2016: la reestructuración del sistema académico de la UNC.
La misma ha sido discutida en recientes reuniones de gabinete, ya que Juri pretende que las distintas secretarías y áreas de gestión trabajen articuladamente al respecto.

Viejos proyectos, nuevo impulso
Desde que, aupado por una liga de siete decanos, el médico Juri decidió meterse nuevamente en la arena política de la UNC y competir contra el entonces rector Francisco Tamarit por el sillón principal de la Casa de Trejo, el Rector marcó en el plano de lo académico sus prioridades de gestión.
La fijación no es casual pues, como hoy rememoran viejos lobos de la política universitaria, estos proyectos marcan una continuidad con los que supo impulsar en su primer paso por el Rectorado de la UNC, entre 1998 y 2000, antes de que cediese el cargo a su vicerrector, el arquitecto Tomás Pardina, por haber sido convocado para ocupar el ministerio de Educación de la Nación.
Uno de ellos es el establecimiento de un sistema de créditos académicos. Se trata de unidades de medida homogéneas equivalentes a una cierta cantidad de horas de clases teóricas, de clases prácticas y de otras actividades académicas complementarias (seminarios, conferencias, congresos).
Durante su primera gestión, Juri promovió la elaboración de una propuesta que reconvirtiese todas las materias de la UNC en créditos. Recién en 2001 el Consejo Superior aprobó el proyecto concebido por la Secretaría de Asuntos Académicos, pero el sistema no tuvo una aplicación masiva que le permitiese funcionar correctamente y mostrar sus virtudes.
Para garantizar una puesta en práctica masiva y articulada, ahora el Rector propone crear un Banco Único de Asignaturas, que dependa del Área Central. Así, las Facultades solo tendrán que brindar información sobre cada una de sus materias y Asuntos Académicos se encargará de la asignación de créditos.
Si bien la mayoría de las unidades académicas está de acuerdo con la iniciativa, un par de ellas, opositoras a la actual gestión, habría comenzado a poner reparos al respecto.
Otro de los proyectos que tuvieron su inicio en la primera gestión del rector Juri es el de departamentos universitarios. En aquel momento, el Consejo Superior aprobó la creación de unidades académicas-administrativas transversales a las Facultades, que tuviesen un enfoque disciplinar acotado.
El Consejo Superior creó dos de ellos en aquel entonces, el de Informática y el de Enseñanza, pero solo el primero de ellos vio la luz y perdura hasta la actualidad.
En el marco de la reorganización académica que impulsa Juri, la creación de nuevos departamentos forma parte del manojo de proyectos que los universitarios deberán discutir a lo largo del segundo semestre.



Dejar respuesta