Debate por el tarifazo se cuela en el Concejo Deliberante

En la sesión de hoy, los concejales cordobeses debatirán tres proyectos relacionados al aumento de la tarifa de gas. Oficialismo, peronismo y el bloque ADN se batirán por sus propias iniciativas.

2016-07-20_CONSEJALES_GARRAFASEn la mañana de hoy, el frío invernal pasará desapercibido en el CPC Centro América. Los ediles oficialistas y opositores prometen calentar el ambiente en la sesión que el Concejo Deliberante llevará a cabo en dicha sede.
El motivo, si bien con un claro anclaje local, tiene como trasfondo la discusión que ha monopolizado a la sociedad argentina durante las últimas semanas: el aumento de tarifas del gas que comenzó a regir recientemente. A pesar de que el aumento se encuentra en un limbo político-judicial, el orden del día del Concejo tendrá hoy entre sus primeros asuntos tres proyectos distintos referidos a dicho mismo tema, elaborados tanto por el oficialismo, como por dos de los bloques opositores: Unión por Córdoba y ADN.

Estrategia mestrista
Los aumentos a la tarifa del gas, dictaminada desde el ministerio de Energía y Minería de la Nación, provocaron reacciones negativas generalizadas en la clase media y alta de las principales zonas urbanas del país.
La “socio-geolocalización” del descontento no sorprende, ya que es en dicho segmento donde se concentran los usuarios que se beneficiaron de los subsidios estatales durante los últimos años, a diferencia de los estratos populares y rurales que solo contribuyeron con sus impuestos al sostenimiento del sistema de subsidios.
Atenta a la importancia que los sectores indignados tienen para el radicalismo capitalino, la gestión que encabeza el intendente Ramón Mestre decidió actuar antes de sufrir sobre sí misma la erosión a la imagen positiva que provoca la medida del macrismo.
Por ello, no dudó en enviar al Concejo Deliberante una propuesta para suspender durante los tres meses invernales (junio, julio y agosto) la percepción por parte de la Municipalidad de la “contribución para la financiación del desarrollo local y regional de obras de gas y otras”. Se trata de un monto equivalente al 10 por ciento sobre el total de lo facturado por el proveedor del gas, que todos los usuarios abonan al estar incluido en el total de la boleta.
La suspensión del cobro de dicha contribución por parte del Municipio debería compensar, en parte, el aumento impulsado desde el gobierno nacional, mitigando el descontento social que está generando.
“Atendiendo la situación que se ha planteado en este último tiempo con respecto al sinceramiento de tarifas que se ha aplicado al servicio de gas, y lo que implica a la ciudadanía afrontar este impacto, el intendente Mestre ha decidido que el municipio realice un esfuerzo económico para acompañar en esta situación”, expresó en su momento el comunicado, que oficializó la propuesta que hoy aprobaría la mayoría radical-macrista.

Retruque opositor
Dos de los bloques opositores a la gestión radical presentaron sendos proyectos sobre la misma temática. Uno de ellos, elaborado por los ediles del peronismo cordobés, apunta directamente a poner en aprietos al oficialismo.
El proyecto de Unión por Córdoba apuesta a extender el mismo beneficio (suspensión de la contribución del 10 por ciento) por el término de un año. Si bien la medida refrenda la propuesta de Mestre, su implementación provocaría una mayor pérdida de ingresos para el municipio, cuyas cuentas permanecen desde hace años en un equilibrio inestable.
Por su parte, el bloque ADN impulsó hace unas semanas un proyecto para que el propio municipio interpusiese un recurso de amparo “a toda normativa que haya modificado la tarifa del gas en la Ciudad de Córdoba”.
Sin embargo, la medida propuesta devino improcedente y abstracta, ante el avance de iniciativas similares que ya han frenado momentáneamente los aumentos, tanto en Córdoba como a nivel nacional.



Dejar respuesta