Recién habría creación de empleo en 2017

Un informe privado indica que la destrucción de puestos no es masiva, pero que sin que la actividad arranque no hay que esperar una mejora en los indicadores laborales.



2016-07-13_EMPLEO_2017Entre 2011 y 2015, según datos oficiales, la cantidad de trabajadores creció 260 mil, variación que implica un aumento promedio anual de sólo 0,4%, menos de la mitad de lo que crece la población del país (1,1% por año).
Este año tampoco será la excepción puesto que lo más probables es que el empleo se mantenga; sólo en el mejor de los escenarios podría crecer mínimamente. Los datos del primer trimestre para el área privada formal son poco alentadores y es probable que el deterioro se haya profundizado en el segundo trimestre, según Ecolatina.
Recién en la segunda parte del año podría estabilizarse, junto con la actividad. La consultora, en cambio, cree que sí hay elementos para pensar que a partir del próximo año la economía volverá a crear puestos de trabajo de forma relevante, a un ritmo que permita reducir la tasa de desocupación.
El informe plantea que la discusión sobre el empleo en un contexto de falta de indicadores confiables se trasladó al Congreso: a mediados de mayo la oposición aprobó la ley antidespidos que fue posteriormente vetada por el Presidente. Si bien este episodio tuvo ganadores y perdedores en el plano político, ninguna de las dos posturas contó con datos objetivos que las sustenten, lo que dimensiona la importancia de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).
Advierte que pese a que no se observaron grandes variaciones en el empleo formal agregado, sí hubo importantes movimientos a nivel sectorial. Por caso, en marzo la mano de obra en la construcción cayó 9% interanual, casi el doble de la destrucción observada en minas y canteras (-4,6%), o agricultura y ganadería (-3,5%) en dicho período. En cambio creció el empleo en servicios sociales (+3,9%), enseñanza (+3,1% ),e intermediación financiera (+2,9% ). De hecho, en nueve de las catorce actividades en las que se divide el empleo privado registrado hubo aumento de dotaciones.
Al analizar la variación de marzo respecto de noviembre (mes previo al traspaso presidencial), se observa una reducción de 26 mil puestos, (-0,4% de la fuerza laboral en el sector privado registrado). La baja no responde a factores estacionales: la serie desestacionalizada arroja una caída de 0,5% entre noviembre y marzo.
Se perdieron más de 45 mil puestos de trabajo en la construcción, más de 7 mil en inmobiliarias y algo menos de 10 mil empleados en la industria. El agro sumó 15 mil trabajadores, el comercio más de 10 mil y los servicios sociales, de salud y comunitarios, otros 10 mil. Al igual que en la anterior comparación, hubo más sectores que aumentaron dotación que los que la achicaron.
Según una encuesta (EIL) elaborada por el Ministerio de trabajo (una muestra representativa del empleo privado registrado) destaca que en marzo, la cantidad de empresas que contrató nuevo personal (sin llevar a cabo ningún despido) creció respecto de noviembre 2,4%, aunque muy por debajo de lo que se incrementó la cantidad de empresas que despidió pero no contrató trabajadores (+25,1%). De esta forma, se estaría verificando una suba en la tasa de rotación, que, según los datos de la EIL, fue de 2,4% en marzo, el máximo en los últimos 12 meses.
Ecolatina plantea que, más allá de las variaciones estacionales y del caso puntual de la construcción, se puede observar un mercado laboral en el que aumentó el flujo de despidos pero que este no superó a las contrataciones.
La conclusión para la consultora es que no se registró una destrucción significativa de puestos de trabajo durante el primer trimestre del año. Pero como tampoco hubo creación neta de empleo, estimamos que el desempleo creció en los primeros meses del año (el empleo tiene que crecer en línea con la población para que no aumente la tasa de desocupación).



Dejar respuesta