Nissan ratificó inversión con promoción industrial y aporte de Smata

Son 500 millones de dólares para fabricar, desde 2018, la pick up NP300 Frontier.

firma-con-nissan-2El gobierno de Juan Schiaretti firmó el acuerdo con la automotriz Nissan para garantizar la inversión de 500 millones de dólares, cien millones menos que lo anunciado el año pasado para fabricar el modelo de la pick-up NP 300 Frontier en la planta de Renault en Santa Isabel.
La producción de la pick-up comenzará a mediados del 2018 y en el 2019 se sumarán los de Renault y Mercedes Benz; el modelo ya se fabrica en México, España y en Tailandia. La iniciativa generaría unos 1000 empleos directos y otros 2000 de indirectos cuando esté en pleno funcionamiento, en el 2019.
Roberto Avalle, ministro de Industria cordobés, afirmó que el acuerdo suma “certidumbre” al futuro de la industria automotriz no sólo de la Argentina, sino de la provincia y que “refuerza” el anuncio de abril del grupo Fiat Chrysler (FCA) oficializó la inversión de 500 millones de dólares en la planta de Ferreyra para producir, a partir de mayo de 2017, un sedan clase B. Proyectan fabricar alrededor de 100.000 unidades al año, de las que el 80 por ciento se exportará a América latina; no implica nuevos empleos, sino preservar lo existentes.
En el caso de Nissan Renault,  que prevé producir 70.000 pick ups al año cuando la planta esté trabajando a full, a los beneficios de la promoción industrial acordados (exención impositiva, subsidios al consumo de energía eléctrica y por la incorporación de mano de obra directa), se suma el acuerdo con la filial cordobesa de Smata (Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor) que incluye flexibilizaciones económicas y organizativas que le permitirán a la terminal ganar competitividad.
Smata Córdoba suscribió ese preacuerdo hace un año  como un “gesto de buena voluntad” y sigue los lineamientos que ya se usaron con otras empresas. Por ejemplo,  los trabajadores que entran en la categoría 1 cobrarán por hora 15% menos durante un año; también incluye modificaciones en el bono que los operarios reciben anualmente con las vacaciones y que es un plus equivalente a 190 horas. Para los ingresantes será de 100 horas e irá aumentando de manera escalonada.
Las negociaciones con el gremio empezaron en el 2014, cuando Renault le planteó que debía achicar el plantel en un 70 por ciento porque sólo produciría el Kangoo; después puso en marcha una inversión de 100 millones de dólares para la plataforma para los modelos Logan, Sandero y Sandero Stepway.



Dejar respuesta