PJ Capital arremete contra capacidad de gestión en municipio

Después de un sainete feroz entre radicales y peronistas en el plano partidario, ¿seguirá un acto público entre el Gobernador provincial y el Intendente de la ciudad?

Por Yanina Passero
[email protected]

municipalidad-de-cordobaDespués de un sainete feroz entre radicales y peronistas en el plano partidario, ¿seguirá un acto público entre el Gobernador provincial y el Intendente de la ciudad? Huelga la pregunta porque ejemplos sobran para fortalecer la aseveración. No sería la primera vez que dirigentes de cada espacio sacan a relucir filosos cuestionamientos a través de la comunicación epistolar. Acto seguido, Juan Schiaretti y Ramón Mestre suscriben sendos convenios, como clara muestra de las excelentes relaciones institucionales que nos habitan.
Ocurrió así momentos después que Jorge Font (UCR) y Carlos Caserio (PJ) libraran una batalla de reproches tras la decisión del Ejecutivo provincial de transferir el Paicor a los municipios. Los peronistas le recordaron al titular de centenario partido que varios dirigentes del espacio que representa asumieron la responsabilidad con convicción y, de paso, le endilgó la reputación pública de Mestre según sondeos de opinión recién salidos del horno.
No hubo un nuevo capítulo hasta el ocaso de la jornada de ayer. Pueden repasarse hechos menores, pero no del calibre del comunicado que emitieron legisladores y concejales del PJ de la Capital. Corto y al pie: Mestre, en la inauguración del nuevo asfaltado en barrio Los Boulevares, anticipó que pavimentará parte de la ruta provincial que cruza el barrio. La interpretación que esperaba suscitarse era bastante previsible, cuando pareciera que el municipio gestiona en virtud de los acuerdos y fondos que transfiere la jurisdicción provincial.
El PJ Capital reforzó una apreciación que excede la gestión radical y alcanza a los sucesivos responsables del Palacio 6 de Julio desde Germán Kammerath en adelante. En la circular difundida ayer legisladores de UpC aseguran, sin grises, que las principales obras en la ciudad las ejecutó el gobierno peronista.
“Mestre no está preparado para gobernar una ciudad de 1,5 millones de habitantes. La capacidad de gestión de cada intendente es la que permite generar las condiciones para resolver las necesidades particulares de cada localidad. En otras ciudades los intendentes no sólo se ponen al frente de los problemas, sino que son parte de la solución”, dispararon desde el Justicialismo local. Esta vez, van más allá de informes estadísticos. Arremeten contra lo capacidad y rol de administrador del máximo exponente de la UCR local.
Sigue un repaso de las principales críticas vecinales que recibió el Intendente, la mayoría vehiculizadas a través de los medios de comunicación: “Las organizaciones sociales y los centros vecinales nos están planteando la falta de alumbrado público y tareas de bacheo, el mal servicio de transporte urbano, el alto costo de impuestos y servicios, la necesidad de erradicar basurales y la desactualización del monto del Programa Vale lo Nuestro, entre otros problemas”.
En el Concejo Deliberante ya están tomando nota y actuando en consecuencia. De hecho, ayer la bancada liderada por Esteban Dómina acusó a Mestre de ser “cómplice” del aumento de tarifario del gas. El municipio percibiría, alertan los ediles, $220 millones extras por la “percepción del impuesto municipal del 10%” que produce un recargo sobre la facturación por consumo.
Para el final del comunicado, la oración que carga munición gruesa. “Esta ciudad está sin intendente. Mestre habla de la ciudad como si fuera un analista político y no como el responsable directo de sus problemas”. De la exhibición de mediciones estadísticas opinables, el PJ acude al concepto de vació para graficar (¿y explicar?) el panorama descripto por relevamientos que dicen haber hecho en los barrios de la ciudad.
Retomando la pregunta inicial que refiere a la doble cara del pacto PJ-UCR (guerra partidaria- y fraternidad entre sus dirigentes), dirigentes de la mesa chica dejan entrever que no habría voluntad de Schiaretti de desautorizar esta vez a sus alfiles. La elección legislativa del año próximo es un tema instalado y ya se registran movimientos políticos de cara a la nueva compulsa. En este contexto, no puede olvidarse las declaraciones del ministro macrista Rogelio Frigerio de buscar acuerdos con el PJ.



Dejar respuesta