La Cámara de Comercio pidió a los empresarios denunciar la corrupción

En un seminario realizado en Córdoba, el vicepresidente de la entidad instó a no callarse frente a actos deshonestos.

guillermo-dietrichLos empresarios aprovecharon el seminario organizado por la Cámara Argentina de Comercio coincidieron en la necesidad de mirar hacia el futuro para construir un nuevo modelo de desarrollo e instar a sus pares a denunciar la corrupción. El pedido lo hizo el vicepresidente de la entidad, Guillermo Dietrich.
El empresario, quien elogió las medidas del gobierno tendientes a favorecer la integración con el mundo y la inversión, planteó que muchas decisiones eran necesarias para ordenar la economía heredada.
Indicó que los empresarios deben salir a buscar oportunidades de negocios y denunciar la corrupción cuando exista. Así se sumó a otras voces, como la del ex presidente de la Unión Industrial Argentina, Héctor Méndez, quien aseguró que “miró para otro lado” durante el kirchnerismo.
“Hay expectativas positivas a mediano plazo, pero en la coyuntura hay dificultades algunas debidas a cuestiones internas y otras por factores externas, como la recesión de Brasil, que perjudica a las exportaciones”, agregó. El empresario rechazó las opiniones de quienes quieren son partidarios de importar autos y dejar de fabricar: “Argentina es parte de la liga selecta de los 15 productores que fabrican autos en el mundo, cuidemos esa categoría y seamos competitivos”.
A entender de Dietrich son los empresarios los que deben “sortear con éxito los desafíos” que presenta la economía. Recordó que el comercio genera el 65% del empleo en blanco del país y dos tercios del Producto Bruto. Se quejó de la “elevada carga tributaria de los tres niveles de gobierno y la competencia desleal de la venta callejera, que debemos desterrar”.
Según la Cámara, en Córdoba la presión tributaria alcanza el 45 por ciento del margen bruto de ganancia del comercio. “No es esa cifra -agregó-, es del 90 por ciento porque hay que pagar vigilancia privada o salud por fuera del Estado”.
“Sólo en una economía en crecimiento se puede superar el conflicto de distribución del ingreso y se mejore el bienestar del conjunto de la población. La recuperación de la dinámica de la actividad debe ser una prioridad para gobiernos, empresarios y trabajadores”, apeló a la vez que solicitó abandonar el “macro cefalismo”. Otra vez, enfatizó el rol del empresariado para incentivar el federalismo.
A su turno Horacio Busso, titular de la Cámara de Comercio de Córdoba, planteó que es momento de dejar de mirar el pasado y empezar a construir el futuro: “El sector privado, en primer lugar los empresarios, debemos ponernos a la cabeza de un nuevo modelo de desarrollo que tenga al ser humano como eje”.
En ese marco indicó que el sistema actual expulsa mano de obra a la vez que expande el consumo. por lo que se abre la oportunidad “que ofrece toda crisis. Hoy la divisoria de agua es quién puede consumir al ritmo que aparecen las ofertas” que ya dependes más del conocimiento que de la manufactura.
En esa línea pidió sumarse con incorporación de innovación a las empresas: “No tendrán futuro las economías que dependan del trabajo barato y de mala calidad o de la prebenda del Estado”. Busso reclamó nuevos sistemas tributarios en vez de correcciones permanentes y acuerdos de iniciativas público-privados.
Brasil
Del encuentro también participó el embajador en Brasil, Carlos Magariños, quien aseguró que el acuerdo automotor bilateral firmado el viernes hasta 2020 asegura “trabajo para todos aunque nunca quedan conformes todas las terminales”.
Indicó que el valor de 1,50 del flex debe ser respetado por todas las fábricas, sino serán sancionadas con multas. El lunes, desde Volkswagen aseguraron que la ecuación es cumplida sólo por dos terminales argentinas.
En los próximos días comienza la discusión de la agenda de integración de incentivos. También adelantó que habrá novedades para sectores más complicados como textiles e industria del calzado, aunque prefirió dejarle los anuncios a Francisco Cabrera, ministro de Industria.



Dejar respuesta