UNC: contradictoria estrategia de Ardini para conservar poder

El espacio kirchnerista de la nueva Facultad de Ciencias de la Comunicación (ex Escuela de Ciencias de la Información) busca una “seudo elección directa” para mantenerse en la conducción de dicha unidad académica, a pesar de haber rechazado dicha opción dos meses atrás.

ardini
El kirchnerismo intentó legitimar como decana normalizadora en asambleas a Claudia Ardini, última directora de la ECI y actual encargada del Despacho de la nueva Facultad


El sector del kirchnerismo que condujo la Escuela de Ciencias de la Información (ECI) hasta su conversión, Asamblea Universitaria mediante, en Facultad de Ciencias de la Comunicación está empeñado en disputar a como de lugar para conservar el poder en dicha unidad académica.
Por ello, la exdirectora de la ECI y actual encargada del despacho de nueva Facultad, Claudia Ardini, decidió convocar a una sesión extraordinaria del Consejo Consultivo para convalidar una consulta que, a la manera de una seudo elección directa, intente imponerle al Consejo Superio el nombre del futuro decano normalizador.
La nueva estrategia de Ardini no deja de sorprender, cuando hasta hace dos meses su espacio político denigraba la posibilidad de una nueva votación, reclamando que se le permitiese completar a la propia exdirectora el mandato que obtuvo en octubre de 2014 y que se volvió abstracto ante la conversión en Facultad de la exECI.
Además, para conseguir su objetivo, Ardini vuelve a reconocer al Consejo Consultivo de la unidad, a pesar de que habría evitado participarlo de decisiones de gestión tomadas desde su responsabilidad de encargada del Despacho, de acuerdo a voces opositoras, en materias sensibles del gobierno universitario como designaciones, contrataciones y concursos.

La candidata fallida

A pesar del consenso generalizado del que gozaba el proyecto de conversión en Facultad dentro de la comunidad de la exECI, el oficialismo kirchnerista intentó por todos los medios apropiarse del triunfo de su postura en la Asamblea Universitaria de diciembre pasado.
Para consumar dicha tarea, contaba con que el exrector Francisco Tamarit podría ungir a Ardini como la decana normalizadora de Ciencias de la Comunicación, pero la caída del extitular de la Casa de Trejo y el ascenso de Juri al Rectorado complicaron sus planes.
En particular, Ardini cuenta con una dificultad de carácter personal, pues no cumple con los requisitos estatutarios para ser designada como decana, al no ser o haber sido profesora adjunta, asociada o titular por concurso en la UNC o en otra universidad pública.
Sin embargo, la voracidad política del espacio pensó que podría imponer por la fuerza a Ardini, convocando a una asamblea interclaustro que la bendijera como candidata antes de la asunción de Juri. La movida no funcionó, pues las objeciones a sus gestiones como directora, a sus prácticas políticas y a sus ambiciones fueron suficientes para bloquear sus posibilidades.
Ante eso, el kirchnerismo reintentaría por la vía de la elección directa. Aunque dicho método no se encuentra vigente en la UNC a causa de la negación del propio kirchnerismo a discutirla durante el último trienio, los comunicadores K buscarían utilizar un símil de dicho mecanismo para seleccionar un nombre y que el Consejo Superior lo designe.
Para ello, Ardini deberá conseguir el apoyo de la mayoría del Consejo Consultivo en la tarde de hoy, en la sesión extraordinaria convocada a ese solo efecto. A pesar de sus aparentes dones para conseguir favores propios y ajenos, la tarea se le haría cuesta arriba a la exdirectora, puesto que durante los últimos meses se habría encargado de pasar por encima del órgano de cogobierno en desiciones relacionadas a designaciones, contrataciones y concursos.
Así lo denuncian desde grupos opositores, quienes habrían elevado sus quejas al Consejo Superior para intentar frenar los aparentes desmanejos de Ardini, que tendrían por objetivo condicionar a la gestión normalizadora en caso que no recaiga sobre alguien de su equipo.

Elecciones en Ingeniería

En la jornada de mañana se llevará a cabo la sesión especial del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, unidad académica que alberga a la mayoría de las ingenierías de la UNC, así como a las disciplinas de la biología y la geología, que elegirá a su nuevo Decano.
La elección será la única de su tipo durante el 2016 y se produce al completarse la renovación de los miembros del cuerpo, tras los cuatro comicios que se celebraron a lo largo de mayo y junio.
El sector que lidera el decano saliente y nuevo secretario general de la UNC, Roberto Terzariol, confía en imponer a un hombre de sus filas para sucederlo. El nombre propuesto sería el de Pablo Recabarren, actual Secretario Académico del área de Ingeniería.
Para ello, el actual oficialismo contaría con el apoyo de seis docentes, tres estudiantes de la agrupación Compromiso Estudiantil Universitario (CEU), un graduado y un no docente, lo que le permitiría obtener una cómoda victoria en primera vuelta.



1 Comentario

Dejar respuesta