Surrbac cobró caro “demora” de municipio

El gremio de los recolectores de residuos lanzó el domingo un paro total del servicio de higiene urbana. La Municipalidad no pudo completar el trámite burocrático para llevar adelante los depósitos y los fondos no fueron depositados en la fecha prometida. El Ministerio de Trabajo de la Provincia mediará el conflicto.

Por Yanina Passero
[email protected]

p03-1El nuevo feriado nacional en homenaje a Güemes; el viaje de Ramón Mestre a Estados Unidos para conseguir fondos para obra pública y el fin de la paciencia del Surrbac, los tres ingredientes que se mezclaron para preparar el paro general en el servicio de higiene urbana. El sindicato comandado por Mauricio Saillén anunció el domingo a la noche que los afiliados estaban autorizados a no cumplir funciones ante la falta de pago de la primera cuota correspondiente al adelanto por “indemnizaciones” que debía liquidar la Municipalidad.
La crónica del conflicto es un festival de efemérides. Todo inicia el 1 de mayo, en los festejos de los recolectores por el Día del Trabajador. El cabecilla del Surrbac abrió el acto con un llamado al paro. Una convocatoria diseñada para la tribuna, pero también para contener la afrenta moyanista que por aquel momento insistía con que el secretario general había “entregado” las indemnizaciones que exige el convenio colectivo de trabajo.
El secretario de Gobierno, Javier Bee Sellares, intervino y negoció, en el escenario, la fecha de pago del adelanto de haberes en concepto de indemnizaciones. Las apelaciones a galimatías para justificar el desembolso se explica porque, en los hechos, aún no se registró el cambio de patronal que activa la cláusula del estatuto de los recolectores. De todas formas, el Ejecutivo municipal descuenta que esta vez el proceso de licitación y adjudicación podrá finalizarse. La urgencia también se funda en la necesidad de congelar la abultada suma que percibirán los afiliados del Surrbac.
En este marco, el 17 de junio fue la fecha pautada, en medio de los agasajos para los trabajadores en su día. Días más tarde y ajenos a las menudencias locales, el Congreso de la Nación resolvía homenajear al héroe salteño de la independencia argentina, Martín Miguel de Güemes, con un feriado nacional.
El receso administrativo y bancario impidió, según afirmaron funcionarios municipales, que los depósitos a los recolectores no pudieran realizarse. “El dinero está, lo que está faltando es que se realice el trámite burocrático. Esto es, la firma de las actas de todos los empleados que cobrarán el adelanto de indemnización en el Ministerio de Trabajo, junto a los abogados. Son muchos, eso llevará más de dos días”, dijo el secretario de Servicios Públicos, Julio Waisman a Cadena 3. En adlátere de Ramón Mestre confirmó que “apuraron el trámite” para que los empleados cobren apenas se firmen los expedientes correspondientes. La Nación prestó los fondos para que el municipio cumpla con lo pactado.
Lo cierto es que hasta último momento, mestristas y sindicalistas estuvieron discutiendo los montos de la indemnización, como adelantó Alfil en su edición del pasado viernes. Las liquidaciones no pudieron hacerse a tiempo y el viaje del responsable del Palacio 6 de Julio retrasó la firma de los decretos correspondientes, que terminaron siendo firmados por el número dos del municipio, Felipe Lábaque.
En el desenlace del Día del Padre, Saillén encabezó una asamblea en donde comunicó que no se prestarían servicios por el retraso del desembolso. “La Municipalidad no cumplió, los trabajadores seguimos esperando que se acredite el anticipo comprometido. Ante esta situación desde el Surrbac hemos decidido comenzar una medida de fuerza que afecta la totalidad de los servicios. A partir de las 20 horas del día de la fecha (por el domingo) se suspende la prestación de servicios hasta tanto la Municipalidad cumpla con lo prometido”, reza el comunicado del gremio.
La ciudad acusó la medida a primera hora de ayer, en especial por la acumulación de residuos por el fin de semana largo. El Ministerio de Trabajo ofreció mediar en el conflicto y fijó una audiencia para el mediodía de hoy, luego de instar al gremio a retomar el servicio. Fuentes calificadas del gremio aseguran que ya esperaron mucho tiempo por las “reparaciones” económicas y pese a la intimación del ministro Omar Sereno, se cumplía anoche la primera jornada de paro.
La Municipalidad pagó caro la “demora” y espera que el conflicto quede zanjado en la jornada de hoy.



Dejar respuesta