Schiaretti: “El kirchnerismo está herido de muerte”

Para Schiaretti, “lo que tiene que hacer el peronismo es garantizar la gobernabilidad del partido; me parece una misión central”.

ilustra-cristina-entrando-al-convento-maltrechaEl gobernador Juan Schiaretti afirmó ayer que “el kirchnerismo está herido de muerte”, como consecuencia de las revelaciones sobre la corrupción de los últimos doce años, expuestas en forma grosera por el ex secretario de Obras Públicas, José López.
Después del acto por el Día de la Bandera, en Pilar, Schiaretti confió en que “el peronismo se va a reordenar, sin dudas”. “En estos momentos donde el kirchnerismo está herido de muerte y se va a reducir a una mínima expresión, el peronismo se va a replegar sobre las posiciones de gobierno que tiene, que son los gobernadores”, sostuvo, colocándose de ese modo a sí mismo en un lugar de privilegio para el reordenamiento del peronismo nacional.
Para Schiaretti, “lo que tiene que hacer el peronismo es garantizar la gobernabilidad del partido; me parece una misión central”.
El gobernador consideró que “somos la expresión de un peronismo republicano en Córdoba, y no participamos de la conducción formal ni de estructura formal del Partido Justicialista nacional, pero sin duda me consultan cómo veo la situación del peronismo”.
“Hay dos cosas: el kirchnerismo tiende a reducirse a una mínima expresión porque nadie puede decir que desaparece en política; el peronismo tiene que garantizar la gobernabilidad del país, esto es clave”, insistió. “Y segundo –continuó-, se está replegando sobre las posiciones de gobierno que tiene. Cómo se rearmará, y a qué velocidad lo hará, va a depender de como le vaya al gobierno nacional y de qué plantee”.
Schiaretti describió al PJ cordobés como “la expresión de un peronismo republicano, los que peleamos con la dictadura cuando había que pelearse y en democracia defendemos la democracia, la libertad de prensa, la división de poderes, la pluralidad de opiniones, y entendemos el rol del Estado como el que tiene que hacer la redistribución de la riqueza”.
“Esto es lo que nosotros expresamos. Si el resto, si el conjunto del peronismo marcha hacia esta dirección, es probable que el reordenamiento sea más rápido”, consideró.
Schiaretti calificó al caso López como “un bochorno, una obscenidad, es escandaloso”. Por ello, opinó que se debe “avanzar en la transparencia” del Estado, fundamentalmente en materia de obras públicas. En ese sentido, destacó los procedimientos del gobierno provincial para transparentar las licitaciones.
“Es necesario que la Justicia actúe rápidamente y los corruptos vayan presos”, dijo, y hasta señaló que si es necesario “hay que cambiar el código de procedimientos para que queden presos mientras está el juzgamiento”.
“Tenemos que hacer dos cosas: en primer lugar, garantizar más transparencia en el funcionamiento del Estado, y en segundo lugar tener los procedimientos judiciales y que las condenan se cumplan”, resumió.
Asimismo, Schiaretti aseguró que durante su primer gobierno, y el último de José Manuel de la Sota, la relación con el kirchnerismo “era prácticamente nula”. “Con el kirchnerismo sufrimos un cepo institucional, prácticamente no hubo relación”, recalcó.
En relación por la denuncia de sobreprecios en la construcción del hotel Ansenuza, en Mar Chiquita, el gobernador recordó que “la anterior presidente de la Lotería puso todo a disposición de la Justicia, y estando la Justicia investigando no corresponde que haya manifestaciones”.
Para el peronista, el hotel es importante para “desarrollar la zona turística”
“Mi responsabilidad como gobernador es terminar las habitaciones que faltan, para que haya un buen hotel allí y poder desarrollar el turismo”, enfatizó.



Dejar respuesta