Debut de Llamosas: municipales le pedirán un 30% de aumento

Juan Manuel Llamosas fue bautizado ayer por el secretario general de los empleados municipales, Walter Carranza, quien anticipó que el 3 de julio, el día siguiente al de la asunción del nuevo intendente de Río Cuarto



Por Alejandro Moreno
[email protected]

triunfo-llamosas-rio-cuartoJuan Manuel Llamosas fue bautizado ayer por el secretario general de los empleados municipales, Walter Carranza, quien anticipó que el 3 de julio, el día siguiente al de la asunción del nuevo intendente de Río Cuarto, ingresará una nota reclamando un aumento salarial del 30 por ciento por el segundo semestre del año.
En rigor, el reclamo de los municipales llegaría al despacho de Llamosas el 4, ya que el 3 es domingo. De todas maneras, se trata de la primera presión que recibe el futuro intendente, y no debe sorprender que llegue de manos de los empleados.
Llamosas y Carranza tuvieron sus momentos de tensión el año pasado, cuando el gremialista (un duro, que llegó a llamar “dictador” al radical Juan Jure) manifestaba sus intenciones de ser el candidato a intendente del peronismo. Ahora estarán sentados frente a frente para negociar.
Los municipales cerraron ya un acuerdo con Jure por un aumento del 20 por ciento en dos tramos (una mitad en abril y la otra en junio), hasta el 2 de julio. El actual intendente no quiso comprometer por el resultado de las negociaciones a quien fuera a sucederlo, por lo que dejó pendiente con el sindicato el segundo semestre.
Carranza, con la poca prudencia que caracteriza a los sindicalistas estatales, anticipó que el reclamo a Llamosas será del 30 por ciento hasta diciembre, por lo que considera que, si se acumulan los aumentos, los municipales deberían tener alrededor del 60 por ciento de mejora salarial. Un disparate con el que deberá lidiar el nuevo intendente, quien pondrá a prueba su capacidad para defender los fondos públicos que aportan los contribuyentes.
Para Carranza, su pedido es “lógico”. “Estamos viviendo en la Argentina y hemos perdido un montón el poder adquisitivo los trabajadores, entonces es lo primero que hay que atacar”, reflexionó el sindicalista, para quien el momento que atraviesa el país es “duro”.
“Nosotros ya tenemos un 20 por ciento que nos dio el intendente saliente y estamos pidiendo un 30 más”, detalló en declaraciones a LV16.
Carranza advirtió que “Llamosas tendrá que estar a la altura de todos los pedidos de los trabajadores”. “Él dijo que no éramos variable de ajuste; espero que sea así”, alertó.
El sindicalista recordó que esa expresión de Llamosas, acerca de que el salario de los trabajadores no sería una “variable de ajuste” la pronunció en el festivo discurso del domingo, en la cancha de básquet del club Estudiantes de Río Cuarto.

Municipal o nacional
Alejado todavía de estos problemas, Llamosas se dedicó ayer a cumplir una extensa agenda de medios para analizar el resultado de la elección del domingo, en la que obtuvo el 46,55 por ciento de los votos, según el 94,33 por ciento de las mesas contadas en el escrutinio provisorio; el peronista aventajó al radical Eduardo Yuni por más de 13 puntos (el segundo alcanzó el 32,77 por ciento).
Para el intendente electo, la discusión sobre si es un resultado “nacionalizable” no tiene demasiado sentido. Como es natural, y correcto, consideró que fue una elección municipal, en la que los riocuartenses se decidieron por el cambio en rechazo a una gestión de la Unión Cívica Radical, la de Jure, que fue muy cuestionada en los últimos años. Nacionalizar el resultado, por otro lado, le estaría restando méritos a su amplísima victoria, lo que no querría hacer después de muchos meses de recorridas por los barrios (fue el candidato del peronismo desde el año pasado).
Igualmente, Llamosas opinó que si hubo un intento de nacionalizar la campaña, fue del propio gobierno de Mauricio Macri, por la gira de ministros que llegaron a Río Cuarto a apoyar a Yuni, y por el spot que apareció en los canales locales el último día. En realidad, el compromiso de Macri con la suerte de Yuni fue casi nulo, ya que los ministros son casi todos desconocidos para la mayoría de la gente, y el aviso publicitario llegó de compromiso cuando la suerte parecía echada.
En declaraciones a Radio del Plata, Llamosas afirmó que “la situación de diciembre no es la misma que ahora” en Río Cuarto, porque el gobierno nacional”respecto de determinadas situaciones no ha despertado la mayor de las simpatías por lo menos en esta ciudad”.
De todas maneras, reiteró que el domingo “se votaba intendente de Río Cuarto, no presidente ni gobernador”.

Schiaretti: Fue una decisión local

juan-schiarettiEl gobernador Juan Schiaretti, aseguró ayer que la elección en la ciudad de Río Cuarto, en la que el candidato de Cambiemos fue derrotado, se trató de una decisión “local” en la que “no estaba en juego ni el Gobierno ni el apoyo al Gobierno nacional o de la provincia”.
El domingo, el candidato a intendente de Río Cuarto por el peronismo, Juan Manuel Llamosas, se impuso por un importante margen al postulante de Cambiemos, Eduardo Yuni, quien había sido respaldado por el Presidente.
“Es cierto que se buscó nacionalizar, pero fue una elección local, ya que no estaba allí en juego ni el Gobierno ni el apoyo al Gobierno nacional o de la provincia”, planteó el mandatario cordobés.
En declaraciones a radio Mitre, Schiaretti enfatizó: “Fue una elección municipal”.
“Todos saben que vamos a trabajar juntos con el presidente Mauricio Macri para mejorar Río Cuarto y a toda la provincia de Córdoba. Lo dije, que podían votar tranquilos porque vamos a seguir trabajando juntos sea quien sea el intendente”, remarcó.



Dejar respuesta