Incursión de Mestre a EE.UU. para seducir al BM

El responsable del Palacio 6 de Julio estará una semana en Orlando para participar de reuniones de trabajo con referentes de la entidad de fomento.

Por Yanina Passero
[email protected]

mestre-al-bmUn impasse de la gestión dura y pura realizó el intendente Ramón Mestre para desembarcar en Estados Unidos, por segunda vez en su función de responsable de la Municipalidad de Córdoba. Durante la semana, el radical concentrará esfuerzos en el exterior con un objetivo previsible: pescar inversiones para mejorar la infraestructura de la ciudad.
La incursión cobra otro significado si se la compara con la de abril de 2013, donde parece imponerse un nuevo contexto para la inserción internacional de Argentina. Tras el acuerdo del gobierno Nacional con los llamados “fondos buitres” y la determinación del macrismo de modificar la imagen externa del país, los mandatarios –independientemente de la jurisdicción que comanden- se ilusionan con lograr financiamiento foráneo o el apoyo de organizaciones de fomento como el Banco Mundial.
Para el caso municipal, contar con esta alternativa es fundamental. El respaldo económico exterior y el asesoramiento técnico asoman como una herramienta que puede generar valor agregado para una ciudad que no conoce más que el atraso y postergación en materia de desarrollo urbano. A duras penas, los sucesivos intendentes del Palacio 6 de Julio lograron reunir los recursos para realizar obras que oficiaran de sellos de su gestión. Necesarias la mayoría, aunque insuficientes para lograr la trascendencia política.
De hecho, no sería malo recordar que pasaron dos décadas para que un intendente fuera reelecto. Un mérito que debería superar la épica. Mestre tiene tres años y medio para mostrar resultados, si espera consolidarse en su rol para batallar al peronismo que cumplirá, con el fin de la gestión actual de Juan Schiaretti, 20 años de gobierno alternado de la Provincia con José Manuel de la Sota.
Las mediciones circulantes sobre la aprobación de su gestión no han sido amables, cierto es. Los adláteres de Mestre recuerdan que es un hombre de suerte y logrará recuperarse. Cuenta, por ahora, con aliados nada despreciables, comenzando la lista con el presidente Mauricio Macri. El apoyo del Banco Mundial, entre otras organizaciones internacionales, es la pieza clave para dejar huella y ejecutar proyectos ambiciosos que datan de la primera administración radical y aún duermen en los cajones, juntando polvo.
No sería la primera vez que el BM apoya iniciativas del municipio, pese a los inconvenientes. Los funcionarios boina blanca aseguran que cuentan con el Ente de Servicios y Obra Pública para ganar celeridad para ejecutar las obras con fondos de “extraña jurisdicción”, como explicita la ordenanza que permitió la constitución del organismo autárquico. La traducción de la aseveración no es otra que una promesa abierta a no repetir los errores del pasado, sobre todo de la administración de Luis Juez que no pudo sacar mejor partido del financiamiento externo otorgado.

Operativo seducción
Orlando será la sede operativa para las gestiones. La agenda se concentra, casi en su totalidad, en estrechar lazos con referentes de la entidad dependiente de Naciones Unidas que hace foco en proyectos presentados por países en subdesarrollo. Según informantes municipales, Mestre mantendrá reuniones de trabajo con referentes del BM para lograr inversiones y asistencia técnica en infraestructura. También, participará como disertante en la XXI Conferencia Interamericana de Alcaldes. Tocará a Mestre exponer sobre procesos de innovación para la mejora de servicios municipales.
En esta nueva incursión, la búsqueda de apoyo concreto es el objetivo base. Ya en noviembre de 2013, se asentó la piedra fundamental con la firma de un convenio de asistencia y cooperación con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), institución perteneciente al BM. En aquella oportunidad, se dio un primer paso con reformas internas y un banco de proyectos; todo ello con miras a fortalecer el sistema de inversión pública municipal para lograr créditos a largo plazo.



Dejar respuesta