Paridad entre Llamosas y Yuni: pelean indecisos y el “cambio”

Con una paridad reconocida por las partes, aunque en público sobren las expresiones triunfalistas que corresponden a la última semana de la campaña, el radical Eduardo Yuni y el peronista Juan Manuel Llamosas disputarán con vigor los votos de los indecisos que, se calcula, orillan el 20 por ciento.



ilustra-llamosas-y-yuni-conmartillo-de-fuerzaCon una paridad reconocida por las partes, aunque en público sobren las expresiones triunfalistas que corresponden a la última semana de la campaña, el radical Eduardo Yuni y el peronista Juan Manuel Llamosas disputarán con vigor los votos de los indecisos que, se calcula, orillan el 20 por ciento.

Ya es una constante en las elecciones en todo el país: la legión de indecisos (que son los impermeables a los encantos de las piezas de los publicistas) define el resultado en los últimos días. Para ellos va la seducción final, adornada por el espíritu alegre que caracteriza a los vencedores; a muchos les gusta votar a favor.

Mientras las encuestas confirman que pese a las dificultades provocadas por los ajustes que debió hacer el gobierno nacional la imagen del presidente Mauricio Macri se mantiene en niveles muy altos, la gran disputa entre la alianza UCR-PRO y el peronismo es por la apropiación del concepto del “cambio”.

Llamosas insiste todos los días en que su rival no puede hablar de cambio cuando en la lista de candidatos a concejales hay funcionarios de la gestión del actual intendente, Juan Jure, cuya imagen después de ocho años al frente de la Municipalidad está muy deteriorada.

El candidato del peronismo se aferra a los dos tanques electorales de su partido: el gobernador Juan Schiaretti y su antecesor, José Manuel de la Sota. Al primero, puntualmente, lo utiliza como ejemplo sobre cómo será su relación con el gobierno nacional.

Yuni se defiende despegándose todo lo que puede de Jure, aunque se trate de una empresa difícil: “Yuni es Yuni”, dice.

El radical disfrutó durante la semana pasada de la visita de una gran cantidad de ministros del gabinete nacional, que desfilaron por Río Cuarto para sostener el respaldo del macrismo a su candidatura.

Sin embargo, falta la figurita más difícil: el propio Macri. El presidente tenía en su agenda, para el miércoles, una visita a Arroyito, donde participaría de un acto en la empresa Arcor. Pero la arritmia que sufrió el viernes por la noche, y que obligó a una breve intervención, pone en duda que pueda cumplir con los compromisos previstos. Así, se aleja un poco más la posibilidad de contar con él para el cierre de la campaña de Yuni, lo cual sería un fuerte espaldarazo para el candidato de la alianza UCR/PRO.

Ayer, en una entrevista publicada por Puntal, manifestó que “somos parte de los equipos nacionales, trabajo con los ministros del gobierno de Macri y esos ya son beneficios concretos. Nunca Río Cuarto ha tenido ni los anuncios ni la posibilidad en estos 34 años de democracia como los que hemos tenido esta semana”.

También durante el fin de semana Yuni tuvo el apoyo del intendente Ramón Mestre y de otros del sur de la provincia, para ratificar el compromiso de la UCR en la aventura de retener el segundo municipio de Córdoba. Hoy, concurriría a Río Cuarto el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad.

 

Con sindicatos

Llamosas, mientras tanto, ha tenido durante toda la campaña el apoyo de Schiaretti y de De la Sota, quienes esta semana podrían aparecer públicamente junto al candidato.

Ayer, el peronista se reunió con dirigentes sindicales, que le manifestaron el respaldo de la CGT local a su candidatura.

También al diario del sur expresó que “mi relación con el presidente Macri va a ser la misma que tiene Schiaretti con él. Una relación directa que va a beneficiar a los vecinos de Río Cuarto como la tengo con Schiaretti porque soy parte del mismo equipo”.



Dejar respuesta