Guiño de la CGT Córdoba a Schiaretti antes de la protesta

La central obrera que conduce José Pihen definió una jornada de protesta contra el gobierno nacional. La entidad sindical solicitó una audiencia con el gobernador previa a la protesta. Serán recibidos el viernes por ministros del gabinete.

Por Marcos Duarte

pihen schiarettiLos gremios nucleados en la CGT-Córdoba definieron una estrategia para volver a la calle. El dilema que recorre a los dirigentes es la manera de desarrollar un plan de lucha centrado en el cuestionamiento al gobierno nacional y preservar su ya histórico alineamiento con el oficialismo provincial.

Los ejes de la convocatoria, aún sin fecha confirmada, tienen que ver con la situación económica y las medidas del gobierno nacional. Según los sindicalistas la administración Macri no muestra un programa eficaz para controlar la suba de precios que impactan en el bolsillo del trabajador.

Por otro lado, la central obrera denuncia que se han producido pérdidas de puestos de trabajo en nuestra provincia. Cuentan más de cien despidos en distintos sectores y prevén que esta situación se agravará en los próximos meses. En este punto, la CGT deslizó una crítica al gobierno provincial, aunque en un tono leve comparado con las críticas que formularon al ejecutivo nacional. “El Gobierno nacional está produciendo despidos absolutamente injustificados y en forma masiva. En el Gobierno de Córdoba también se vienen dando bajas de un número indeterminado de contratos de la administración central” sostuvieron en un comunicado firmado por José Pihen y el titular de la UTA Córdoba, José Salerno.



La reforma jubilatoria es el otro punto de conflicto que los gremialistas tienen con el gobierno de Schiaretti. La referencia a este tema por parte de los dirigentes de la CGT Córdoba tiene como causa la necesidad de no perder terreno frente a la belicosidad de sus adversarios de la CGT-Rodríguez Peña, llamada “Nacional y Popular”, que viene sosteniendo esta bandera contra el gobierno provincial.

Esta escalada de conflictividad sindical también tiene razones políticas. Los referentes de ambas centrales obreras especulan con una probable unificación de las centrales sindicales y pretenden posicionarse en función de disputar la eventual conducción de una CGT unificada.

El anuncio que realizaron a nivel nacional los principales líderes del gremialismo peronista en relación a construir una central única provocaría una tendencia en el mismo sentido a nivel provincial. Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo fijaron el 22 de agosto próximo como fecha para un congreso unificador. Si este anuncio de hace realidad, las negociaciones para replicar la unidad en Córdoba se tornarían vertiginosas y todos los sectores quieren llegar fortalecidos a ese momento.

Al mismo tiempo, La CGT conducida por el titular del SEP, José Pihen, no quiere romper los puentes que mantienen con el gobierno de Juan Schiaretti. El equilibrio es difícil ya que la administración provincial se cuida de no generar conflictos con el gobierno de Macri y el peronismo cordobés viene teniendo una conducta legislativa alineada con los intereses del ejecutivo nacional.

Hace unos meses, la relación entre el justicialismo cordobés y la CGT-Córdoba tuvo un momento de tensión. Fue cuando, en un comunicado, la central obrera cuestionó la iniciativa oficial relacionada al pago a los holdouts y pidió a los legisladores cordobeses votar en contra del proyecto. En aquel momento, el documento sindical motivó una dura respuesta del senador, y presidente del PJ provincial, Carlos Caserio quien finalmente acompaño la propuesta oficial.

En esta ocasión, la CGT se cuidó de solicitar una audiencia con el gobernador Juan Schiaretti antes de fijar la fecha de la jornada de protesta. Por ahora, desde el Centro Cívico solo confirmaron que los dirigentes sindicales serán recibidos el viernes próximo por el ministro de Industria Roberto Avalle y el titular de la cartera de Trabajo, Omar Sereno.

El gobernador, quien se encuentra en plena negociación con el gobierno nacional por los fondos destinados a financiar el déficit de la caja de jubilaciones, no tiene interés en aparecer junto a los dirigentes gremiales justamente en la previa a una protesta contra Mauricio Macri. Sin embargo, en el gobierno provincial no descartan que el cónclave pueda tener lugar en una fecha posterior.



Dejar respuesta