Provincia emitiría bono este mes (aprovecha salida del default)

El Panal comisionó a dos importantes expediciones financieras encabezadas por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano y el del Inversión, Ricardo Sosa, para que ultimen detalles sobre la próxima emisión de deuda de la Provincia.

Por Juan Pablo Carranza

sosa zomberg giordanoA la Provincia solo le falta dar la última puntada para ingresar en el lote de las administraciones que, aprovechando el regreso de la Argentina a los mercados de crédito internacional, emita un nuevo paquete de bonos. Desde el Panal, el gobernador Juan Schiaretti comandó esta semana al exterior dos importantes expediciones económicas para ajustar los últimos detalles del próximo bono.
El ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano; su par de Inversión, Ricardo Sosa; la secretaría de Administración Financiera, Mónica Zornberg, y el presidente del Banco Provincia de Córdoba, Daniel Tillard son los encargados de visitar los destinos financieros para acelerar la emisión del bono, que todo parece indicar sería la próxima semana, según afirmaron altas fuentes gubernamentales a Alfil.La expedición está desdoblada. Giordano se encuentra en Estados Unidos donde visitará Los Ángeles, Boston y Nueva York; mientras que Zornberg realizará escalas en Londres y también Nueva York. En la escala estaba previsto desembarcar en Zúrich. Ambas delegaciones, integradas por funcionarios de primera línea, están en estos momentos en plena gestión.
Este sería el último paso para que la Provincia se lance finalmente al mercado de capitales y coloque al menos una porción de los casi 1.100 millones de dólares que autorizó a mediados de marzo la Legislatura (1.096 millones de dólares para ser precisos) junto con el crédito para la construcción de los gasoductos.
La semana próxima podría hacerse el anuncio desde la Casa de Gobierno. Lo que es seguro es que la contracción de deuda no se extendería más allá de junio, señalaron fuentes de Finanzas.

En las gateras
La Provincia ya tenía todo listo para contraer deuda desde fines de abril. Inclusive se esperaba que la operación se concretara antes de que finalizara mayo, pero no fue posible. Giordano y su equipo recibieron hace unas semanas en la sede de Finanzas a los enviados de JP Morgan para chequear y dejar en las gateras la emisión de bonos. El papeleo ya está listo, sólo falta la decisión final.
Aún no se sabe con precisión si la Provincia emitirá la totalidad o una porción del capital que tiene autorizado (la segunda opción es la que se impondría). De todas maneras, vale apuntar que 596 millones de dólares, de acuerdo con lo que estipula la ley, tienen una asignación específica: la restructuración de los Boncor 2017, herramienta financiera surgida en el segundo semestre del 2009. El resto de los recursos el Panal planea asignarlos a la ejecución de obras pública.
Una de las explicaciones de esta demora está vinculada con la posibilidad de mejorar la tasa de interés. Al no estar urgida de liquidez, Córdoba puede esperar hasta conseguir una financiación más conveniente. También es cierto que las expectativas generadas luego de que la Nación colocara tomara la deuda aceleraron los tiempos financieros.

Otras provincias
Hasta el momento, otras cuatro administraciones aprovecharon la salida del default y salieron a buscar capitales a los mercados. Urgida, Buenos Aires fue la primera colocar 1.250 millones de dólares a una tasa del 9,3 por ciento (poco conveniente según señalan varios economistas).
Le siguieron Mendoza con 500 millones a una tasa de 8,6 por ciento; Neuquén con 80 millones y un interés idéntico y la Capital Federal con 890 millones al 7,6 por ciento para un bono a 10 años.
Salta también podría ser la próxima en integrar esta nómina. En los próximos días, el gobernador Juan Manuel Urtubey estrenará un bono de 350 millones a una tasa de 8,7 por ciento anual.
Córdoba sabiendo de su magnitud económica y de su compacta ingeniería financiera, buscará un interés que promedie los 7 puntos. Igualar la tasa del gobierno porteño es la aspiración de máxima. No es posible perforar los topes que logró el ministro de Finanzas de la Nación, Alfonso Prat Gay cuando colocó 16.500 millones de dólares al 7,6 por ciento.