Duelo PJ-UCR revela mar de fondo entre Schiaretti y Mestre

A medida que se acerque el 2019, que en el cálculo político no está lejos, y aún con la elección de candidatos a diputados nacionales de 2019 a la vista, la refriega entre Schiaretti y Mestre será cada vez mayor.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

2016-05-30_CASERIO_ARDUHLa creciente tensión entre los gobiernos provincial y capitalino tuvo ayer un nuevo capítulo, luego de que desde el radicalismo salieran a replicar el último documento del Partido Justicialista, que a su vez cuestionaba las críticas de la UCR y hasta avanzaba sobre la imagen de Ramón Mestre.
El gobernador Juan Schiaretti y el intendente Ramón Mestre hacen alarde de buenas relaciones entre sus administraciones, pero cada vez es más difícil esconder que los proyectos de ambos colisionarán en 2019.
El peronista afirma querer la reelección y el radical recuperar el gobierno perdido en diciembre de 1998.
Tarde o temprano no bastará ni siquiera el vínculo de los dos con el presidente Mauricio Macri para mantener la paz (y, en este aspecto, a los radicales les inquieta dudar sobre a quién elegiría el porteño).
En el país prevalece la idea de que las administraciones deben colaborar entre sí, después de la década de enfrentamientos que provocaba el kirchnerismo con los gobernadores, y ni Schiaretti ni Mestre quieren ser los que saquen los pies del plato, haciendo retroceder a la política cordobesa a los tiempos de los conflictos, por ejemplo, entre José Manuel de la Sota y Luis Juez.
Sin embargo, a través de sus alfiles, el gobernador y el intendente marcan sus puntos de vista y tratan de herir al otro.
El presidente del bloque de legisladores provinciales, el mestrista Orlando Arduh, le apuntó a Carlos Caserio, el titular del Partido Justicialista.
Arduh relató que “cuando me dijeron que había un documento firmado por Caserio pensé que nos brindaría alguna explicación sobre las razones de por qué el Camino del Cuadrado baja hasta su pueblo (por Valle Hermoso) cuando estudios geológicos no lo recomendaban, cuando expertos alertaban sobre los peligros de no respetar la traza original del camino”.
Los problemas con el Camino del Cuadrado es uno de los temas favoritos de los radicales para señalar a los gobiernos de Unión por Córdoba.
También el Paicor es motivo de las críticas radicales, como consecuencia del ajuste o reempadronamiento (según quien lo diga) de los beneficiarios.
“Después del escándalo con los chicos del Paicor, del papelón por el Camino al Cuadrado, con centenares de miles de hectáreas inundadas en la provincia y con una inseguridad tal que los intendentes deben que pedir la Gendarmería, si alguno tuviera un poco de dignidad o de vergüenza ya deberían haber dado algunas explicaciones”, afirmó Arduh.
“No deja de llamarme la atención que hable de encuestas alguien que ha llegado a ocupar tantas responsabilidades con tan baja exposición”, le apuntó el mestrista a Caserio, quien forma parte de los equipos de gobierno de Unión por Córdoba desde 1999, cuando la primera gestión de José Manuel de la Sota.

Encuestas
Por otro lado, en referencia a la encuesta que citaron los peronistas, según la cual la imagen negativa de Ramón Mestre es muy alta, Arduh replicó: “A nosotros estas encuestas no nos preocupan, porque se sabe que muchas están al servicio de quien la paga y Unión por Córdoba prefiere gastar en encuestas y propaganda antes que invertir en salud o educación de calidad”. Luego, cargó otra vez contra Caserio. “Lo cierto es que sería bueno saber cómo le darían encuestas serias a Caserio, sobre todo en el Valle de Punilla”, de donde es el dirigente peronista.
El párrafo que tanto dolió a los radicales en el documento del Partido Justicialista es el que señala que “mientras este gobierno de UPC trabaja junto a la Nación y a los municipios sin importar su color político, -sobre todo con aquellos distritos como el de la ciudad de Córdoba, que acumula un 70 por ciento de imagen negativa de su gestión por la insatisfacción de sus vecinos- esos dirigentes no se preocupan en acercar soluciones o ideas a los gobernantes de su partido, que tantas dificultades tienen”.
A medida que se acerque el 2019, que en el cálculo político no está lejos, y aún con la elección de candidatos a diputados nacionales de 2019 a la vista, la refriega entre Schiaretti y Mestre será cada vez mayor.



Dejar respuesta