CPCE alerta sobre impacto de acuerdo con provincias en financiamiento de Anses

También plantearon los economistas sobre la necesidad de que los gobernadores no usen los recursos para gastos corrientes.

p04-1Los economistas del Consejo Profesional de Ciencias Económicas (CPCE) advirtieron que el acuerdo del gobierno nacional con las provincias para la devolución del 15% de la coparticipación que la administración central retenía desde 2008, después de la estatización del régimen de jubilación privada es un “nuevo parche” al esquema de distribución de impuestos recaudados por la Nación.
Un trabajo elaborado por Mary Acosta, Guillermo Pizarro y Víctor Peralta indica que los efectos del acuerdo dependerán del uso que hagan las provincias de los fondos. Admiten que se abre una posibilidad de mejorar la competitividad de actividades económicas vía menor costo fiscal a la vez que el riesgo es destinar mayores ingresos a gastos corrientes.
Del informe se desprende que la variación sobre los ingresos presupuestas es, en total, del 3,4%, con mayor impacto en jurisdicciones como Santiago del Estero (7,20%), Corrientes (6,4%)  y Catamarca (5,8%).
En el caso de Córdoba, los fondos resignados desde 2006 –cuando se presentó el reclamo ante la Corte Suprema- 20000 millones de pesos a valor histórico que, actualizados según la evolución de la Canasta Nutricional que mide el CPCE alcanza hoy los 60000 mil millones.
Según el Ministerio de Economía, la deuda de Córdoba con la Nación es de 5500 millones de pesos. Este año, lo que recibirá la Provincia recibirá unos 6000 mil millones más, por restitución de los fondos, lo que implica el 18% sobre el total de los giros nacionales.
El presidente del CPCE, José Simonella, insistió en que las provincias que transfirieron oportunamente sus cajas a la Nación ya habían cobrado, en cambio quedaron en desventaja aquellas como Córdoba, Santa Fe y San Luis que no las transfirieron. “Por eso ahora reclaman financiamiento, si no vuelven a quedar en disparidad”, agregó.
Pizarro planteó que la detracción de la Nación dejó de tener sentido cuando se estatizó el sistema de AFJPs, que fue el que dio origen a la quita del 15% para financiar los mayores gastos de Anses.
Como principal crítica al acuerdo, Acosta indicó que es la “discrecionalidad” para que las provincias administren el gasto y los efectos que podría tener el nuevo esquema sobre la recaudación de Anses: “Los 27000 millones de pesos de este año implicarán un déficit en las partidas de ingresos y gastos corrientes del organismo. O le ayuda la administración central o tendrán que recurrir al Fondo de Garantías”.
Respecto del proyecto para pagar los juicios a los jubilados, calculó la necesidad de unos 25000 millones de pesos, de los cuales la mitad están presupuestados; el resto saldría del blanqueo.  Peralta agregó que no hay que perder de vista que Anses financiaba al Tesoro: “No sé cuánto más puede sostener una situación así si esa ayuda sigue”.
Los ingresos del organismo también podrían caer en un contexto de pérdida de empleo. Y todavía falta revelarse si Anses podrá vender su participación accionaria en empresas e incluso los fideicomisos.

Qué dice el acuerdo
El acuerdo es el primero en materia de coparticipación que Nación y provincias logran desde 1992. La Nación se compromete a hacer la devolución del 15% en cuotas del tres por ciento por año desde ahora hasta el 2020 con la posibilidad de que las provincias tomen préstamos a cuenta a una tasa subsidiada del 15 por ciento. El Tesoro nacional se hará cargo de la diferencia para no afectar a Anses.
El gobierno central generará instrumentos necesarios y/o instruirá, en su caso, al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), para otorgar préstamos a las provincias equivalentes a seis puntos porcentuales este año (si no se aplicara la detracción del 15%), y de un monto equivalente a tres puntos porcentuales hasta 2019.
También pone un límite del 50% del total a la cantidad de fondos que puedan ser usados para licuar deuda de las provincias con la Nación (sólo la mitad de lo que debe devolverse podrá ser usado a cuenta de deuda provincial).



Dejar respuesta