Pos Acuerdo Córdoba, Schiaretti firmará “Moncloa” con Macri

El gobierno nacional trabaja en un nuevo encuentro con los mandatarios provinciales luego de la reunión realizada en nuestra provincia. Será en Tucumán en oportunidad del bicentenario de la declaración de la independencia. El gobernador de Córdoba se comprometió a asistir.

Por Marcos Duarte

2016-05-22_SCHIARETTI_MACRILa idea de sellar una suerte de versión local del Pacto de la Moncloa entre el Ejecutivo nacional y los gobernadores de todas las provincias data de los primeros días del gobierno de Mauricio Macri. Revivió en la cumbre que se realizó en Córdoba la semana pasada y, desde ese momento, los esfuerzos de los operadores provinciales están concentrados en sumar a todos los eventuales signatarios.
Resueltos los temas urgentes que tensaban las relaciones interjurisdiccionales, en especial la restitución del 15% de los fondos coparticipables, el gobierno nacional se puso como objetivo una nueva foto de camaradería con las máximas autoridades provinciales. La oportunidad ideal, dada la debilidad de la política nacional con las efemérides, será la celebración del bicentenario de la declaración de la Independencia y el escenario será la casa histórica en San Miguel de Tucumán.
Además de la faceta institucional, la idea de una nueva cumbre tiene un contenido claramente político. El acercamiento a los líderes provinciales con responsabilidad de gobierno parece ser la estrategia que el gobierno de Macri eligió para desmontar la actitud beligerante que el justicialismo desató luego de la votación del proyecto que permitió el acuerdo con los holdouts.
Durante el cónclave que se realizó en Córdoba, Rogelio Frigerio planteó la propuesta a los mandatarios reunidos. En principio, la mayoría se comprometió a colocar su rúbrica en el acuerdo. Juan Manzur, gobernador de Tucumán de buen diálogo con la Rosada, es el principal promotor del acuerdo en la trinchera peronista. En el gobierno confían que, finalmente, convencerán a la mayoría.
La expectativa está en la actitud que tomará la conducción del justicialismo en relación a esta idea. En un principio, José Luis Gioja se apoyó en los líderes provinciales que reclamaban una conducción moderada que les permitiera relacionarse en buenos términos con el poder central; pero esta actitud conciliadora se extinguió durante el tratamiento parlamentario de la llamada ley antidespidos. El sanjuanino evalúa un apoyo institucional del Partido Justicialista en el caso que las centrales obreras decidan realizar un paro en protesta por el veto presidencial a la iniciativa.
Juan Schiaretti fue uno de los primeros en confirmar su asistencia. El gobernador cordobés viene de ser el anfitrión de un encuentro que fue calificado por muchos observadores como “histórico” y piensa fortalecer la política de colaboración con el gobierno de Macri. Además, fijó su posición contraria a la ley antidespidos horas antes de su tratamiento en la Cámara de Diputados y los miembros del bloque que responde al peronismo cordobés se distanciaron de su aliado Sergio Massa absteniéndose en la votación, al igual que el bloque oficialista. Antes, el senador Carlos Caserio se ausentó de la votación en la cámara alta.
Estos gestos de lealtad del gobierno de Córdoba para con la administración nacional han dado sus frutos. Para Macri, el diálogo fluido con un mandatario que reúne la doble condición de ser el peronista que conduce el distrito más importante y de estar enrolado políticamente en la alianza que conducen José Manuel de la Sota y Sergio Massa es un activo político invalorable.
Para Schiaretti, la relación privilegiada con el gobierno de Cambiemos le sirve para concretar las soluciones a reclamos históricos y al mismo tiempo contener a los principales partidos de la oposición provincial, enrolados en la coalición presidencial.
Por todo esto, el mandatario cordobés es un invitado confirmado en la firma de lo que se dará en llamar “Acta de la Independencia”. Los redactores tienen la aspiración de que el contenido del documento sirva para redefinir los términos del federalismo argentino y signifique un compromiso de unidad en relación a políticas de estado a largo plazo. El 9 de julio, en Tucumán, se verán los resultados de la convocatoria macrista.



Dejar respuesta