Nación fijaría cepo a los subsidios del transporte local

El municipio, junto con los concesionarios del servicio, solicitó al macrismo que entregue una partida de fondos especial para cubrir el “excedente” de choferes del sistema cordobés. Se precisaban $70 millones mensuales para cubrir la masa salarial total y evitar la suba del boleto. El Gobierno nacional sólo mandaría una partida simbólica, aunque insuficiente para congelar tarifas.

28-08-2014_crdoba_paro_nacional_los_comerciosLos empresarios nucleados en FETAP protagonizarán una cumbre a primera hora de la jornada de hoy. La minuta de reunión es previsible: asociar presiones para apurar un incremento de la tarifa del transporte urbano de la ciudad. El viceintendente Felipe Lábaque dio la noticia que los usuarios no quisieran escuchar: el boleto subirá, aunque se espera que menos de lo que manda el ritmo, siempre ascendente, de costos y precios.
Las prestadoras no quedaron conformes con el mensaje del municipio. Esperan precisiones concretas sobre cuánto y cómo crecerá la tarifa. El piso fijado por la entidad empresaria parte de los $13,50, número al que llegan con los subsidios nacionales acordados, aunque sin incluir un posible arreglo por el excedente de choferes del sistema local. Las partidas enviadas por la secretaría de Transporte de la Nación se calculan en base a tres choferes por colectivo y, en la ciudad, el promedio cierra en 3,8 empleados por coche.
Se trata de 70 millones de pesos aproximados que, de no tener una respuesta favorable de la Nación, las empresas pretenden trasladar a tarifas de manera directa. “Definiremos los cursos de acción a seguir ya que todavía no tenemos una propuesta concreta y la situación se tornará difícil si no tenemos apoyo del poder central”, afirmaron desde una de las empresas sobre la cumbre prevista para hoy.
“Estamos esperando definiciones en carácter de urgencia. Habrá que hacer presentaciones si no hay respuestas del Ejecutivo”, adelantó la calificada fuente a Alfil, anticipando la pulseada de la semana. Desde la Municipalidad, aseguran que no pueden tomar decisiones hasta que la gestión en Buenos Aires no termine con una respuesta.
De antemano, se especula con que el intendente Ramón Mestre no tendrá esta vez el apoyo solicitado. Y no habrá reproches: la Nación pagará la suba salarial de los choferes de todo el país, pese a que se barajaba la decisión contraria. Claro que no se haría cargo de la situación generada por el convenio colectivo de trabajo de la UTA.
Se refiere a la jornada laboral reducida de los empleados del sistema local (7 horas), beneficio que sólo el gremio comandado por Ricardo Salerno ostenta en el sector. La reducción implica la contratación de más personal y, en consecuencia, un aumento en el rubro de costos más importante.
De las arcas nacionales no saldrán los $70 millones mensuales que esperan los empresarios para liquidar el próximo salario de sus dependientes, que llegará con aumento retroactivo a abril. Funcionarios mestristas también lo esperaban porque evitaría un tironeo con FETAP que conduciría a un reajuste del cuadro tarifario, con el costo político asociado pese al cariz inevitable de la medida. Fuentes del Palacio 6 de Julio adelantaron que el salvavidas de Nación no llegará esta vez, al menos no en la forma solicitada. Como muestra de voluntad, trascendió que la partida “especial” oscilaría entre los 30 y 40 millones de pesos.
Si se confirma el monto, quienes conforman la tarifa sostienen que la tarifa plana no podría ser menor a los $11,50. Resta saber si el municipio sostendrá la bonificación del 10% al usuario que se acredita con cada recarga. Si así no sucediese, el impacto al bolsillo sería aún mayor.
Pese a las especulaciones, la Municipalidad espera la confirmación de las versiones para convocar al sector empresario que hoy está dispuesto a mostrar señales de impaciencia. Probablemente agoten la vía administrativa para plantear la disconformidad, aunque se sabe que sin soluciones inmediatas no tardará en llegar el retraso de los pagos que pondrá en escena al gremio de los choferes.



Dejar respuesta