Posible acuerdo paritario desinfla cruzada de Adiuc

Una nueva y mejorada propuesta salarial por parte de la cartera educativa nacional, que encabeza el ministro Esteban Bullrich, funcionó como un fuerte viento que limpió las nubes de tormenta del cielo de la negociación paritaria de los docentes universitarios argentinos.

p06-1Una nueva y mejorada propuesta salarial por parte de la cartera educativa nacional, que encabeza el ministro Esteban Bullrich, funcionó como un fuerte viento que limpió las nubes de tormenta del cielo de la negociación paritaria de los docentes universitarios argentinos.
Lo que se preveía como una nueva situación de desacuerdo entre las seis centrales gremiales docentes y el ministerio de Educación de la Nación se transformó en el inicio de un muy posible desenlace para el conflicto salarial.
Si bien los sindicalistas no dieron el sí definitivo a la oferta del Gobierno, y las bases de cada gremio serán consultadas para consentir la aprobación de la propuesta, en el ministerio de Educación ya se respira con alivio y todos apuestan a un seguro desenlace.

La octava fue la vencida
En la reunión paritaria desarrollada ayer, el Gobierno presentó la octava propuesta de acuerdo salarial consecutiva, ante las seis centrales sindicales con representación nacional: Conadu (a la que pertenece el gremio cordobés Adiuc), Conadu Histórica (con fuerte influencia en los colegios preuniversitarios de la UNC), Ctera, Fedun (Federación de Docentes de las Universidades), Fagdut (que reúne a los docentes de la Universidad Tecnológica Nacional), y UDA (Unión de Docentes Argentinos).
Entre martes y miércoles, los gremios de docentes universitarios de todo el país rechazaron la hasta entonces última propuesta presentada por los negociadores de Bullrich, consistente en un primer escalón de aumento del 16 por ciento en mayo, y una segunda cuota del 15 por ciento en noviembre.
Además, se agregaría un adicional de recomposición del nomenclador (que varía de acuerdo al cargo y dedicación horaria) y se incrementaría en un 2 por ciento en mayo el programa de Jerarquización Docente.
Apenas conocido el rechazo, desde el Ministerio citaron a las seis centrales para una reunión matutina en la jornada de ayer. Los negociadores ya tenían preparada una mejor propuesta.
El acuerdo que sería aceptado por todos los gremios implica un aumento global del 35%, desdoblado en tres cuotas, y no dos como se preveía originalmente: una primera cuota del 18 por cientodesde el 1 de mayo, 7,5 por ciento en septiembre y 7.5 por ciento en noviembre; además de un 2 por ciento extra en diciembre en concepto de nomenclador y Jerarquización docente.
Dichas cláusulas regirían hasta el 27 de febrero del próximo año, lo cual entusiasma a los gremios. Sin embargo, uno de los puntos mejor considerados por los docentes consiste en que se incorpora también una cláusula “gatillo” de monitoreo de inflación, que permitirá revisar el acuerdo en caso de una corrida inflacionaria, situación que descartan desde el Gobierno.

Repercusiones del entendimiento
Las reacciones hacia la propuesta oficial fueron distintas en cada central. Mientras en Conadu (que incluye la representación de Adiuc) los representantes paritarios directamente aceptaron el acuerdo, por incluir a su entender “todos los puntos exigidos por el plenario de secretarios generales”, la más combativa Conadu Histórica lo someterá a consulta de sus bases.
De esta manera, Adiuc pierde lo que venía siendo su mejor instrumento para la visibilización, en una nueva etapa de oposición, por parte de su conducción K, a la gestión rectoral recientemente iniciada por Juri. Luego de numerosos años de calma, Adiuc había vuelto a activarse, pero el acuerdo la obligaría a buscar nuevas cruzadas contra el “macrismo” que también gobernaría la UNC.



Dejar respuesta