El temporal impactará en las finanzas públicas

El Valor Bruto de la Producción agrícola de la actual campaña rondaría los US$18.488 millones, 18,6% menos que la anterior. Menos recaudación por retenciones y menos para el Fondo Sojero.



57114bb8375b0_760x526Las lluvias de este año produjeron daños en el núcleo de la región sojera argentina con el alerta de notables pérdidas en la producción –en Córdoba, la Bolsa de Cereales proyectó hasta ahora una de $5800 millones- , situación que podría reducir la liquidación de divisas, lo que afectaría la recaudación por derechos de exportación recaudados por el gobierno federal, y también el monto que reciben las provincias por la vía del Fondo Federal Solidario (FFS).
Un trabajo del Iaraf estima que el Valor Bruto de la Producción agrícola (VBP) de la campaña 2015-16 será de US$18.488,1 millones, que representa una caída del 18,6% respecto a la campaña pasada. La proyección es en función del cálculo de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, de 56 millones de toneladas y suponiendo que el precio FOB promedio de los meses de comercialización caiga al mismo ritmo que la baja interanual del precio promedio de marzo y abril.
Esta baja, que se explica por la disminución en la producción y la caída del precio, ubicaría a la soja en su peor momento desde la campaña 2008-09 por lo que la liquidación de divisas se vería notoriamente afectada.
En una primera instancia el impacto de esta situación sobre las finanzas públicas nacionales y provinciales se sentiría mediante la merma de los derechos de exportación y de los envíos del Fondo Federal Solidario, sin embargo resultará necesario monitorear el tipo de cambio, una de las principales variables de la que dependerá esta vía de fondeo del sector público. “En una situación que el mismo baje o se mantenga estable, en línea con la evolución histórica en los meses de liquidación, la caída en la recaudación de retenciones (y FFS) será evidente”, agrega.
Si se da la opuesto –una menor liquidación impulse alguna suba en el tipo de cambio- se compensaría al menos parcialmente la disminución en la liquidación de agro-dólares, y desde la óptica de las finanzas públicas no se sentiría tanto el impacto de las lluvias.
El Iaraf indica que fue notable la baja del precio internacional de la soja del 2015, principalmente por las buenas cosechas a nivel mundial y de Estados Unidos. En abril de 2014 el precio promedio de la tonelada niveló los US$543,77; mientras que en marzo del 2016 –casi dos años después-, el nivel alcanzado es de US$332 la tonelada, cerca de US$215,2 por tonelada menos.
La evolución del precio de la soja es importante para Argentina, dada la elevada participación que tiene esta oleaginosa en la producción agrícola y en las exportaciones del sector. El temporal de lluvias dejaría una pérdida de 2 millones de toneladas de soja desde la zona núcleo según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario. También el estado de los caminos es deplorable y las abundantes lluvias impulsaron el desarrollo de enfermedades en los cultivos. Además del rinde, preocupa la calidad del grano, que repercute en el ingreso que se percibe.
Las regiones más comprometidas son el Centro-Este de Entre Ríos, Centro-Norte de Santa Fe y Núcleo Norte, pero también sectores del Núcleo Sur y del Centro-Norte de Córdoba.
La liquidación de divisas de los industriales de oleaginosos y exportadores de cereales –según la cámara que reúne a los industriales aceiteros- subió desde la tercera semana de diciembre de 2015. En abril se liquidaron US$345, US$591, US$681 y US$479 millones semanales, frente a los US$97 millones -por ejemplo -de la última semana de noviembre del año pasado.
Esto se explica por el shock de competitividad que se les presentó a los exportadores dado por la combinación de dos medidas: el incremento del tipo de cambio y la disminución de las retenciones a los productos exportados.
En abril los envíos por el FFS subieron 67,8% interanual. El monto que las provincias recibieron por este concepto fue de $3.588 millones, frente al valor de $2.139 millones del año anterior.



Dejar respuesta