Tocar o no tocar

Un cuarto de siglo después de que MC Hammer sampleara a Rick James en “U Can’t Touch This”, las cosas están un poco más claras en cuanto a denuncias o polémicas por presuntos plagios, como lo demuestra la versión que los rumanos Deepside Deejays lanzaron hace pocas semanas.

Por J.C. Maraddón
[email protected]

ilustra-mc-hammerEn enero de 1990, la última década del siglo veinte arrancaba al ritmo de un hit que no hacía sino anticiparse al futuro. Se trataba de una canción basada en samples de otro tema y que por eso levantó mucha polvareda en los estrados judiciales, hasta donde fueron a reclamar su autoría los autores originales del tema sobre el que se había construido una nueva pieza. “U Can´t Touch This”, de MC Hammer, estaba enteramente elaborada sobre un loop del inicio de “Super Freak”, un éxito que Rick James había interpretado en 1981 y que había constituido uno de los grandes sucesos de la música disco.
Apenas escuchó “U Can´t Touch This” en la radio, Rick James se fue al humo y puso el grito en el cielo. Pero en ese momento recién empezaba el juego del sampleo y nadie sabía muy bien qué hacer con este tipo de demandas. ¿Era un plagio? ¿Era un homenaje? ¿Era algo completamente nuevo edificado sobre algo completamente viejo? Todo indica que los representantes de Rick James habían autorizado el uso de “Super Freak” en “U Can´t Touch THis”, pero… sin consultarlo con el autor de la obra. Hasta ese momento, James no había permitido que los artistas de rap samplearan su música, y esta vez tampoco quería dar su permiso.
Pero con la canción ya sonando en todas partes, lo único que consiguió el demandante fue que se acreditara su nombre entre los compositores del tema, con la consiguiente fortuna que ingresó a sus arcas gracias a ese procedimiento. Y por detrás de Rick James vino Alonzo Miller, un DJ que figura como letrista de “Super Freak” y que ayudó muchísimo a comienzos de los ochenta para difundir ese hit, hasta transformarlo en un clásico de las discotecas. Tras el fallo de la justicia, todos quedaron contentos y MC Hammer pudo disfrutar con tranquilidad su momento más glorioso.
A medida que pasaban los años, los casos de sampleos empezaron a llegar a las cortes con una frecuencia inusitada, porque la tecnología promovía ese recurso y porque las nuevas estrellas se valían de él para darle forma a sus propias composiciones. Empezó a generarse así una jurisprudencia que determinaba en qué casos correspondía hacer lugar a los reclamos y de qué manera se podía compensar a quienes aducían haberse visto perjudicados en sus derechos autorales. Sobre todo en el ancho mundo de la música electrónica, proliferaron este tipo de situaciones, que se volvieron habituales.
Un cuarto de siglo después de aquel sampleo de MC Hammer, las cosas están un poco más claras, aunque eso no quiere decir que no haya denuncias ni polémicas por presuntos plagios. Pero no fue ese el caso de la versión de “U Can’t Touch This” que los rumanos Deepside Deejays lanzaron hace pocas semanas, como materia prima para las pistas de baile. Sobre una base rítmica implacable, los archiconocidos versos que canta MC Hammer suenan como una especie de meme sonoro, una que sabemos todos desde el siglo pasado.
Y si se pone la lupa de sobre los créditos de este “U Can´t Touch This” de 2016, se detectan los nombres de Rick James, Alonzo Miller, MC Hammer y demás firmas, aunque en realidad casi nada queda allí de aquella “Super Freak” tan inspiradora. Parece que la catarata de juicios ha surtido efecto y que algunos prefieren, por las dudas, pecar por exceso y no por defecto. Cuántos de los jóvenes bailarines que se mueven al son de los Deepside Deejays conocen a MC Hammer, es probable que no podamos saberlo. Pero que a los veteranos de guerra se les pianta un lagrimón al oír este tema, podemos asegurarlo sin lugar a dubitaciones.