UCR se sirve de atomización opositora en el Concejo

El oficialismo confía que hoy reunirá los votos necesarios para tratar sobre tablas el proyecto que autoriza al municipio a endeudarse por 150 millones de dólares.

p06-1La tarde caía con los escribas del bloque radical-macrista en el Concejo Deliberante realizando algunas adendas al proyecto que autoriza al Ejecutivo municipal salir al mercado externo para fondearse en dólares. En dos carillas, el intendente Ramón Mestre solicitaba al cuerpo legislativo la aprobación de un endeudamiento por 150 millones de dólares con un plazo máximo de amortización de hasta 96 (noventa y seis) meses contados desde su emisión. La necesidad se argumentaba, también, de manera sucinta: reestructuración del pasivo con vencimiento en el Ejercicio en curso e inversiones para obra pública.
La intención oficial era tratarlo en la sesión de ayer sobre tablas. No pudo ser, luego de un extenso cuarto intermedio que arrojó más condimentos de los esperados. Era previsible que los bloques opositores requirieran tiempo adicional para pensar su voto, no sólo por la urgencia manifiesta de los concejales de Juntos por Córdoba en otorgarle pronto despacho al proyecto; sino también por la magnitud del endeudamiento alentado por un escenario presuntamente favorable si el Gobierno nacional consigue el pago de deuda a holdouts.
La segunda oportunidad para el mestrismo llegará hoy, a las 10 horas, en la que será la continuación de la sesión ordinaria del jueves. Habrá varios puntos interesantes para analizar a posteriori: la efectividad del bloque radical macrista para buscar consensos, por un lado; y el nivel de cohesión de los núcleos partidarios que componen el arco opositor: Movimiento ADN; Unión por Córdoba y Fuerza de la Gente.
La bancada de Juntos por Córdoba especula con que conseguirá los dos tercios que exige la Carta Orgánica para la aprobación en primera lectura del crédito. Como devolución anticipada de las gentilezas trabajaba al promediar la tarde de ayer en modificaciones de la iniciativa original. Agregaron la formación de una comisión de seguimiento del uso de los fondos.
Sucede que la crítica generalizada se concentró en las escasas observaciones aclaratorias del pedido. No apuntaba el total de la deuda a reestructurar. Tampoco definía la grilla de obra pública, aunque funcionarios del Palacio 6 de Julio habían dejado trascender que en carpeta se encuentra la incorporación de luminarias, un plan de bacheo y asfaltado, al que se suma el nudo vial de la Plaza España. Sobre este punto, buscarán una redacción que no los “encorsete”.
Ahora bien, si la capacidad de buscar aliados se comprueba, tela para cortar dará la falta de consensos internos en la primera minoría. El bloque comandado por Tomás Méndez emitió un comunicado antes de la sesión en duros términos: “El voto en contra del Bloque ADN para el tratamiento sobre tablas de este proyecto de ordenanza -que no se corresponde con la situación crítica de la ciudad y con el padecimiento de los vecinos-, pone al Oficialismo en el trabajo de buscar aliados en los otros bloques de la oposición ya que para su aprobación requiere en este caso, de una mayoría de los 2/3 de los concejales presentes”, concluía el planteo que desaprobaba “la toma de deuda para pagar deuda”.
Inesperadamente, los aliados surgieron de las propias filas del periodista y político. Su compañero de fórmula en la campaña municipal, el empresario Marcelo Pascual, apoyará al bloque Juntos por Córdoba, junto con otra edila, María Eugenia Terré. “Vamos a plantear modificaciones en el articulado porque el crédito lo necesitan los vecinos, no lo necesita Mestre”, dijo Pascual es declaraciones a los SRT. Por su parte, Méndez confirmó la fractura al afirmar que “no van a darle espacio a la gente que venga a pensar de manera individual en este bloque”.
El mestrismo cuenta con 15 miembros de su bancada ante el viaje de la concejala Miriam Acosta. Con dos pares de ADN suman 17. Fuerza de la Gente anticipó que no le darán tablas, aunque estarían dispuestos a analizar las especificaciones del proyecto.
Otro caso interesante lo ofrece Unión por Córdoba. Si bien en la jornada de ayer no prestó los votos para el tratamiento del endeudamiento, el mestrismo daba por descontado anoche que con cuatro votos del bloque (cuatro o cinco) sería suficiente, dando por descontado que el presidente de la bancada Esteban “Tito” Dómina peronista tendría libertad de acción. Trascendió que fue el gobernador Juan Schiaretti quien dio la orden al bloque de apoyar el crédito. Al fin y al cabo, Juntos por Córdoba hizo lo propio en la Legislatura.