Cautela de intendentes UCR por transferencia de Paicor

El Ente radical de intendentes y jefes comunales tendrá su primer plenario del año el próximo miércoles. La cita tendrá como principal asunto los anuncios del gobernador Juan Schiaretti sobre cesión de responsabilidades administrativas a los municipios, incluyendo la gestión del Paicor.



StaMaMestreOkAl igual que sucede en otros niveles de gobierno, el comienzo de año se presenta agitado para las administraciones locales de Córdoba.
Los intendentes y jefes comunales de toda la provincia, casi todos ellos (con la excepción Juan Jure, de Río Cuarto) electos o reelectos a lo largo del 2015, se encontrarían con una nueva carga de gestión durante este año, de concretarse la propuesta del gobierno provincial de trasferir a las administraciones locales la ejecución de distintas obras y programas que actualmente se digitan desde el Centro Cívico.
Especialmente, el ofrecimiento más controversial que Unión por Córdoba pone sobre la mesa de negociación es la cesión de la administración del Programa de Asistencia Integral de Córdoba, conocido popularmente por su sigla Paicor.
Con el propósito de atender necesidades de manera integral a las familias cordobesas a través de la red de escuelas provinciales, el Paicor fue puesto en marcha por el exgobernador radical Eduardo César Angeloz, durante el primero de sus tres mandatos consecutivos, y es mayormente reconocido por brindar una de las comidas diarias a los estudiantes carenciados.
Ahora, los correligionarios del primer gobernador post dictadura guardan precaución sobre el ofrecimiento del peronismo, pues la magnitud del programa puede convertirlo tanto en una oportunidad con proyección electoral como en un presente griego que evidencie deficiencias de gestión.

Radicales precavidos
El saldo electoral de 2015 fue positivo para los militantes de la boina blanca. Si bien no lograron hacerse con el control de El Panal, a pesar de una dificultosa alianza con el Pro y el Frente Cívico de Luis Juez, los radicales sí lograron triunfar en suficientes municipios y comunas de la provincia como para asegurarse gobernar localmente a más de la mitad de la población total de Córdoba.
Entre los radicales, ese saldo fue interpretado como la oportunidad de engendrar una red de gestiones locales que funcionen de plataforma para el proyecto provincial de arrebatarle la gobernación a Unión por Córdoba en 2019.
Para ello, la UCR espera contar con el aval del gobierno nacional, como miembros de la alianza Cambiemos que depositó a Mauricio Macri en la Presidencia. Tras catorce años en los que debieron lidiar con gobernantes tanto provinciales como nacionales de las distintas vertientes del peronismo, mantener una sintonía afable con el gobierno nacional les hace vislumbrar cuatro años promisorios.
En este marco, los radicales reciben la propuesta del gobierno que encabeza Juan Schiaretti, que pretende transferir la ejecución de obras y programas de distintas áreas (educativos, sociales, entre otros) a las administraciones locales, poniendo el énfasis de su argumentación el mejor control que los intendentes y jefes comunales podrían imprimirles (ver más información en página 3).
La decisión al respecto de recibir estos programas se presenta como un desafío para los radicales, pues los beneficios de ser la cara visible de dichas políticas conllevan indefectiblemente el riesgo de fallar en su implementación.
En el caso particular del Paicor, se trata además de un servicio a ejecutarse con una frecuencia diario, un público destinatario sensible (el estudiantado primario y secundario de escasos recursos) y que se ocupa de una necesidad básica e insustituible (una ración alimentaria). Todas estas características determinan el nivel de repercusión que una implementación fallida podría tener para un gobierno local.
Además, otras dos variables son evaluadas por los radicales. Por un lado, los boinas blancas querrían tener más detalles alrededor del futuro de la actual planta de empleados afectados al Paicor, pues una transferencia a las plantillas municipales podría incrementar los costos del servicio.
Por otra parte, los radicales querrían garantías al respecto de la puntualidad con la que la Provincia pondría los correspondientes fondos a disposición de municipios y comunas. Una demora, incluso accidental, generaría contingencias de difícil manejo para los gobernantes locales.

Plenario del Foro de Intendentes
El intendente Ramón Mestre, quien recibió detalles de la propuesta de parte del ministro de Gobierno, Carlos Massei, convocó a sus pares de toda la provincia, en el marco del Ente de Cooperación Recíproca de Municipios y Comunas de la Provincia de Córdoba (más conocido como Foro de Intendentes radicales), que él preside.
La reunión sería el primer plenario del Ente del 2016, aunque los radicales ya se encontraron en Santa María de Punilla durante enero. La cita esta vez será en Santa Rosa de Río Primero, de acuerdo a la política interna instituida por la actual mesa directiva de recorrer la provincia con estos encuentros.
Allí, los radicales consensuarán las posturas y exigencias que llevarán a la Mesa Provincia – Municipios, que se reunirá a fines de febrero. Además, el intendente Mestre aprovecharía la escena para exhibir ante sus correligionarios su papel de interlocutor con la Provincia y la Nación, en el marco de su muy probable intención de competir por la gobernación cordobesa en el próximo turno.



Dejar respuesta