Crecen los ingresos no impositivos de Córdoba

Se trata de fondos que no son coparticipables. El más importante, es el de Financiamiento para Obras de Infraestructura que prevé recaudar $1876 millones

Aumentaran los ingresos para CórdobaEl incremento en las alícuotas en Ingresos Brutos en Córdoba que pasó del 3,71% medida en términos del PBG (Producto Bruto Geográfico) en el 2003 al 8,46% en el 2014 es una de las causas del alza de la presión tributaria provincial junto a la suba que registraron los ingresos no impositivos.

Es la conclusión del Observatorio de Finanzas Públicas del Cippes. En el presupuesto para este año el total de ingresos no impositivos asciende a $7.029 millones, un 8,2% de los ingresos totales provinciales (que se estiman en $85.780 millones) y un 19,9% del total de recaudación provincial (impuestos provinciales más ingresos no impositivos, que suman $35.350 millones).

Entre el 2003 y 2014 esos  ingresos crecieron un 402% en términos reales (es decir se quintuplicó la recaudación por esta vía), mientras los recursos provenientes de impuestos provinciales lo hicieron en un 153%. En relación al 2015, este año los ingresos no impositivos crecerían un 34,8% en términos nominales.

El punto clave en este esquema es que –como sucede a nivel nacional con algunos impuestos-, los nuevos ingresos no son coparticipados con los municipios. Así, hay una rueda donde una jurisdicción no redistribuye y empuja a la otra a crear nuevas formas de búsqueda de recursos con lo que la presión impositiva sube.



El trabajo indica que el presupuesto 2016 de Córdoba consolida una política de recaudación que se apoya fuertemente en el cobro de tasas retributivas de servicios y fondos no tributarios y lo hace de la mano de un nuevo fondo no tributario, el Fondo para el Financiamiento de Obras de Infraestructura.

Para ese fondo se estima recaudar $1.876 millones. El objetivo es el financiamiento de trabajos públicos, que incluye el financiamiento de obras viales que antes se financiaban con la Tasa Vial Provincial. El Cippes indica que, si bien la Tasa Vial fue derogada, se creó un nuevo “fondo no tributario”.

A entender del instituto, se consolida una política de recaudación a través de “fondos no tributarios” y más genéricamente de “ingresos no impositivos” (categoría que incluye también a las tasas retributivas de servicios), que además de tener la particularidad de escapar de la masa de impuestos provinciales (pese a su semejanza con los impuestos), no son coparticipables con los municipios y comunas, situación que coadyuva y profundiza la  “asfixia económica” en la que muchas se encuentran (con excepción del Fondo de Infraestructura para Municipios y Comunas).

La creación de estos fondos fue en ocasiones justificada por parte del Gobierno Provincial como necesaria debido a que la Nación continuaba detrayendo de la coparticipación el 15% para financiar a la Anses, cuando la situación que había originado esa detracción ya no existía (dado que se había disuelto el sistema de AFJP).

Hay que recordar que un fallo de la Corte Suprema ordenó a la Nación a restituir los recursos detraídos, que para este año son unos $6.200 millones. Teniendo en cuenta que se trata de fondos coparticipables, el 20% del monto ($1.240 millones) debe distribuirse a municipios y comunas, por lo que quedarían $4.960 en el Tesoro Provincial.

Para el Cippes esta situación constituye una importante oportunidad, “no sólo para dar marcha atrás con las medidas que se justificaron en la retención indebida que realizaba el Gobierno Nacional (entre las más importantes la creación de la Tasa Vial y el diferimiento en el aumento a jubilados), sino también para bajar los niveles de presión tributaria existentes”.

Pero la Provincia no parece ir en esa dirección: la Tasa Vial Provincial “se sustituyó por un nuevo fondo no tributario que incrementará el pago que realizan los contribuyentes de Ingresos Brutos (con el riesgo de traslación a precios que eso implica) y el fin del diferimiento en el aumento a jubilados se sancionó junto a una modificación en el cálculo de haberes”.

“Resulta impostergable la discusión en  Córdoba,  de un nuevo esquema fiscal que favorezca el potencial productivo local, que se recupera la competitividad perdida con  otras provincias, y además mejore la calidad de vida de los cordobeses”, agrega.



Dejar respuesta