Finanzas provinciales registraron un fuerte deterioro en 2015

Entre todos los distritos el déficit alcanzaría los $25 mil millones. Buenos Aires, Santa Fe y Neuquén muestran los peores resultados.

Origlia economy1Los números de las provincias cerraron 2015 con problemas; siguieron la línea del deterioro fiscal de la Nación aunque las explicaciones del empeoramiento exceden la caída del nivel de actividad a nivel nacional y los inconvenientes derivados de la política cambiaria. El año cerró con 25 mil millones de rojo, según calcula un estudio privado.

En base a los datos de la ejecución presupuestaria de 18 provincias (incluyendo a las más grandes) hasta setiembre, la consultora NOAnomics enfatiza que se registra un “generalizado deterioro de la situación fiscal de la mayoría” de los distritos.  La  estimación para el total de las 24 jurisdicciones arroja un rojo en los primeros nueve meses de 2015 de 11.600 millones de pesos. En el mismo período de 2014 hubo un superávit de  19 mil millones de pesos.

La entidad, dirigida por el economista Félix Piacentini indica que en tres trimestres los ingresos sumaron 655 mil millones de peso, mientras que los gastos alcanzaron los 666 mil millones de pesos.

El deterioro del saldo consolidado de las finanzas públicas provinciales se explica por la brecha que se abrió entre el 35 por ciento de aumento que registraron los ingresos totales con el 43 por ciento de aceleración de los egresos. El año pasado, según las consultoras privadas, la inflación rondó el 27 por ciento y la mejora de los salarios no superó el 30 por ciento.

En el desagregado de las jurisdicciones el informe muestra  que el mayor deterioro fue en Buenos Aires, ya que pasó de un superávit de 3.871 millones de pesos a un desequilibrio de 10.347 millones. Detrás se acomodó Santa Fe que luego de un excedente de 158 millones de pesos, cayó en un rojo de 3.009 millones.

Neuquén pasó de un superávit de 704 millones de pesos a un déficit de 2.155 millones; Mendoza pasó en el período relevado de un sobrante de 238 millones a un faltante de 1.231 millones de pesos y la Ciudad de Buenos Aires, con un movimiento financiero similar al de Santa Fe transformó un superávit de 2.653 en un desequilibrio de 771 millones de pesos.

En el período bajo la lupa Córdoba todavía registraba un superávit de 553 millones de pesos, aunque cerró el 2015 con rojo después de seis años de saldo a favor.

Las excepciones que destaca el trabajo de NOAnomics fueron San Juan que logró mejorar levemente el superávit fiscal del 2014, con un saldo de 3.281 millones de pesos; Santiago del Estero pasó de un excedente de 1.101 millones a 2.591 millones de pesos; Chaco y Tucumán también mejoraron el desempeño y cerraron con  números positivos de más de 1.200 millones de pesos.

En términos relativos y considerando la relación resultado fiscal sobre ingresos totales, NOAnomics estimó que el peor desempeño correspondió a Neuquén con un cociente negativo de nueve por ciento, seguida por Tierra del Fuego y Jujuy con siete y seis por ciento, respectivamente.

En los casos de provincias grandes como Buenos Aires, Santa Fe y Mendoza el tamaño del rojo alcanzó al cinco por ciento de sus recursos totales; tres por ciento para Misiones y Salta; y uno por ciento en Entre Ríos y Ciudad de Buenos Aires.

Piacentini proyecta que aun habiéndose producido una desaceleración del gasto en el último trimestre de 2015, situación muy probable al haberse superado la parte más crítica del período electoral, el rojo fiscal de las provincias para todo el año habría alcanzado un nivel de entre 20 mil y 25 mil millones de pesos.



Dejar respuesta