La liquidación de exportaciones se multiplicó por seis

La devaluación empujó a cerealeras y sojeros a cumplir con lo prometido al Gobierno. Las reservas superaron los US$ 25 mil millones.

origlia exportacionesLa decisión del nuevo Gobierno de liberar el mercado cambiario resultó luego de ciertas medidas tendientes a asegurar un “colchón de dólares” para fortalecer el nivel de reservas.
Hacienda confía en la posibilidad de contar entre US$15.000 millones y US$25.000 millones en el próximo mes a través de diferentes vías, una de ellas, el acuerdo con cerealeras. La liquidación de divisas de los industriales de oleaginosos y exportadores de cereales, según la Cámara de Industriales Aceiteros, se incrementó un 679% durante la última semana del mes de diciembre, respecto a igual semana del mes previo.
En concreto, se liquidaron unos US$756 millones entre el 21 y el 23 de diciembre contra los US$97 millones que fueron liquidados entre el 23 y el 26 de noviembre del corriente año.
Un informe del Iaraf indica que la alta relevancia de la liquidación queda claramente puesta de manifiesto cuando se analiza la evolución de la cuarta semana de diciembre durante los últimos doce años. En efecto, entre el 2003 y el 2014, la liquidación promedio de la cuarta semana del mes de diciembre fue de US$255 millones. Ello implica que la liquidación de este año representa una mejora del 197% respecto a dicha media.
Si la comparación se realiza con la mejor liquidación del periodo (año 2011) se continúa apreciando una mejora del 93%.
Si bien resta conocer la información detallada de los factores de explicación de las reservas internacionales, los datos provisorios adelantados del BCRA muestran que durante los tres días de la cuarta semana de diciembre, las reservas se incrementaron en US$334 millones (1,4%).
La liquidación de agro-dólares le habría permitido al nuevo gobierno empezar a recomponer el nivel de reservas. En el caso de exportadores de granos y soja, el monto liquidado desde comienzos de año hasta el 23 de diciembre asciende a 19.211 millones de dólares.

Recomposición
Las reservas del Banco Central superaron los US$ 25 mil millones; desde que se produzco la devaluación el pasado 17 de diciembre, el BCRA logró captar 933 millones de dólares.
De esta manera, tocó el nivel más alto desde el pasado 9 de diciembre, cuando alcanzó los u$s25.080 millones. El ente realizó un pago por operaciones cursadas a través del sistema SML por un millón de dólares.
En lo que va de 2015, la caída de las reservas fue de US$ 6.585 millones, lo que representa una pérdida del 20,9 por ciento. Respecto de los USD 47.523 millones del 31 de diciembre de 2011, cuando comenzó el cepo cambiario, el descenso fue de 22.665 millones (-47,7%). En relación con el récord histórico de USD 52.654 millones del 26 de enero de 2011, la caída fue de 27.796 millones (-52,8%).

Festival de pesos
La cantidad de pesos circulantes no para de crecer. La Base Monetaria informada por el Banco Central se elevó a un monto récord histórico de $638.629 millones, según datos al 21 de diciembre, monto que incluye los billetes y monedas en circulación, depósitos en cuenta corriente en el BCRA y cheques cancelatorios.
Con la colocación de Lebacs el Central busca absorber paulatinamente el exceso de liquidez por la cuantiosa emisión de pesos de los últimos años, para reducir la presión inflacionaria.
La emisión de pesos durante el segundo gobierno de Cristina Kirchner (2011-2015) se utilizó para financiar el déficit fiscal. Sólo este mes la Base Monetaria saltó más de 100 mil millones de pesos, un 19%, de 536.761 millones a 638.629 millones de pesos, mientras que desde que arrancó el año el incremento es de 38,1% desde los $462.564 millones del cierre de 2014. Como ocurrió desde 2011 en adelante, esta tasa de aumento de los pesos en la economía se trasladará directamente a inflación si no es contrarrestada por el crecimiento de la producción de bienes y servicios en la misma proporción o neutralizada por ingreso de dólares para respaldar semejante masa de circulante, ya sea por préstamos financieros o por exportaciones.