Reclamo estatal acorralado por receso (pasa a paritaria de febrero)

El tiempo colabora con el gobierno provincial para aplacar el conflicto. El miércoles será el último día hábil para los empleados públicos antes del receso y los docentes ya se encuentran mayoritariamente de vacaciones. Es decir que ambos sindicatos han perdido su poder de presión y será recién en la paritaria del año entrante cuando planteen ese reclamo.

Por Juan Pablo Carranza
[email protected]

ilustra salerno y la abstinenciaEl levantamiento del cepo al dólar y el aumento de precios registrado en las últimas semanas, agitó los ánimos del arco gremial, que estaba atento al comportamiento de un presidente no peronista en la Casa Rosada. Esta semana, los principales referentes obreros comenzaron a tomar nuevamente protagonismo demandando un bono de fin de año como consecuencia de este giro económico.

La pérdida del poder adquisitivo vertebra la batería de reclamos, entre los que se encuentra también la modificación del Impuesto a las Ganancias. Atendiendo a esta preocupación y previendo los efectos del anuncio que hiciera el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay el miércoles pasado, dirigentes de todas las centrales obreras pusieron el grito en el cielo y salieron a pedir por un  bono de fin de años para aplacar las consecuencias sobre el bolsillo de los trabajadores.

La excepción de la afectación del medio aguinaldo a Ganancias decretada ayer por el gobierno (ver página 10) no descomprimió la tensión gremial.

Viralización a Córdoba

La demanda también se extendió en Córdoba. Fue el sector estatal el que dio el puntapié inicial sobre este reclamo. El SEP y la UEPC comenzaron a velar armar para solicitarle al Panal la reapertura de la discusión salarial. Mientras que los conducidos por José “Pepe” Pihen mantienen su estado de alerta y el lunes se movilizarán con los cuerpos orgánicos, los docentes pretenden reabrir un canal del dialogo con el gobierno.

Los estatales descuentan que la situación financiera de la provincia mejoró considerablemente luego de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que obliga a la Casa Rosada a suspender la retención del 15 por ciento de la coparticipación. Pero esos fondos tienen dos destinos específicos: la derogación de la Tasa Vial y el diferimiento a los jubilados.

La provincia fue contundente en su respuesta. Desde El Panal se ciñen estrictamente a la paritaria firmada a comienzos de este año, que indica que la pauta salarial está cerrada hasta el 31 de enero. Así lo confirmaron mediante un comunicado.

Además de este recurso legal, lo cierto es que el tiempo colabora con el gobierno provincial para aplacar el conflicto. El miércoles será el último día hábil para los empleados públicos  antes del receso y los docentes ya se encuentran mayoritariamente de vacaciones. Es decir que ambos sindicatos han perdido su poder de presión.

No será entonces hasta el próximo febrero, con la inauguración de discusión paritaria, cuando los  gremios expongan su reclamo. El comienzo del año siempre es un buen recurso de negociación para los estatales y principalmente para los docentes. El valor del primer día clases  es una ficha vital en la mesa de negociación.

Más allá de la premura del tiempo, el gremialismo local está obligado expresar su malestar por la incertidumbre económica. La CGT Regional Córdoba que conduce Pihen debutó con este discurso luego del congreso normalizador al acompañar al Suoem en su reclamo en contra del ESOP, en donde planteó la defensa de las conquistas logradas hasta el momento y la preocupación por las solicitudes.

Salud

Salud es siempre un área sensible para la administración provincial. En el verano suelen desatarse reclamos  en este sector, tal como sucedió a finales del 2011, cuando ATE y otras organizaciones sostuvieron un intenso reclamo salarial.

Esta vez el SEP logró canalizar su demanda a través de los canales institucionales. Ayer los delegados de los hospitales de la Capital mantuvieron un encuentro con el ministro de Salud, Francisco Fortuna, a quien le acercaron sus reivindicaciones. Entre los puntos centrales de su pliego se contempla la necesidad de mayor personal, insumos y mejorar la seguridad en los nosocomios.

La reunión fue auspiciosa para los delegados que consiguieron un nuevo encuentro con los funcionarios de seguridad del Panal para resolver este conflicto. Todo parece indicar que uno de los focos más conflictivos está contenido.