Villa María: la otra transición tumultuosa

Mañana la ciudad del sureste provincial también renovará sus autoridades. A pesar de ser un traspaso del mismo color político, la relación entre Eduardo Accastello y Martín Gill atraviesa complicaciones.

Por Juan Pablo Carranza
[email protected]

martin gill 2 01-07El bastión kirchnerista cordobés por excelencia tendrá también mañana la ceremonia de traspaso de autoridades. En Villa María, Eduardo Accastello se apresta a dejarle los atributos de mando a Martín Gill. Aunque sin estar teñida por la polémica sobre cómo y dónde se debe efectuar el acto protocolar, como sucede a nivel nacional (ver página 8), la sucesión afronta una serie de complicaciones, que transitan un sendero menos público pero no por ello más armoniosas.

Accastello y Gill comparten su fe kirchnerista y siempre mantuvieron una estrecha relación hasta no hace mucho tiempo, lo que  debería suponer un hándicap a la hora de encarar un proceso como este. Pero no es así. La transición en Villa María es turbulenta.

El vínculo entre el intendente electo y el saliente no atraviesa su mejor momento y en el horizonte de la gestión del municipio del sureste provincial asoman algunas tensiones.

Recientemente el episodio por el estreno de una flamante ambulancia para el Hospital Neonatal generó ciertas suspicacias. El móvil conseguido por gestiones de Gill y Nora Bedano ante la Nación fue el centro de atención en dos actos protocolares que encabezaron Accastello por un lado, y su sucesor por el otro. Se trata de un dato anecdótico, ilustrativo de algunos cortocircuitos en el vínculo.

Sin embargo, el desgaste comenzó meses atrás, cuando Gill evidenció sus aspiraciones políticas y le torció el brazo a Accastello en la pulseada por la sucesión. El actual intendente pretendía ubicar a José Carignano –actual Jefe de Gabinete del Municipio- al frente de la boleta del oficialismo, pero el diputado nacional se impuso en ese lugar y se posicionó como un contrincante interno de peso para el ex senador nacional. Un competidor por el cetro territorial.

Gill se dio el lujo de rehusar el ofrecimiento que le hiciera la presidenta Cristina Fernández -en pleno ejercicio de poder- de encabezar la lista de senadores nacionales. Su ascendencia en la Casa Rosada le valió para que la mandataria aceptara su decisión de competir por la intendencia de su ciudad, relegando al crédito de Accastello. Este episodio supone un quiebre.

Amén de estos capítulos centrales que explican este desenlace, un apunte doméstico que abona la mala relación, es que Gill aún no anunció a su gabinete. Solo cuenta con su Jefe de Gabinete. Pero la demora se debería a este distanciamiento con Accastello.

El intendente saliente tiene una carta guardada. Conservara ascendencia sobre el poder legislativo municipal. El bloque de 6 concejales que tiene el oficialismo será comandado por Verónica Navarro, ex secretaria y mujer fuerte de la gestión anterior. Su rol en la cartera de Economía la ubica en una posición de conocimiento inmejorable sobre las cuestiones públicas de Villa María.

La victoria de Cambiemos sobre el FpV dejó en un lugar incómodo al kirchnerismo cordobés, que veía en Daniel Scioli la posibilidad de regresar al peronismo vía nacional. Accastello fue uno de los mayores perjudicados a nivel local de ese resultado, por eso su ascendencia sobre el bloque de concejales será clave para retener una cuota de poder sobre su coto.

La conformación heterogénea del bloque kirchnerista en la Legislatura provincial tampoco le garantiza una plataforma de sustentación política de peso. Su ex esposa será a partir del 10 de diciembre la presidenta de la bancada, que casi con seguridad buscará afinar vínculos con el oficialismo provincial, tal como lo anunciaran desde ese sector luego de la elección provincial. .

Traspasos

La de Villa María será la tercera transición que se produzca ese día en Córdoba. En la lista de prioridades lógicamente está el traspaso provincial, luego el de la Capital y en el tercer lugar del podio, la de la cuna del Festival de Peñas. Rio Cuarto recién tiene elecciones el año próximo.

La agenda de mañana comenzará bien temprano. A las 8, Ramón Mestre prestará nuevamente juramento en el Cabildo. A las 10, en la Legislatura, Juan Schiaretti, realizará su discurso inaugural. Y Mauricio Macri tendrá su ceremonia de asunción a las 12. Recién a las 8 y media de la noche, Gill será ungido intendente en el Parque de la vida, cuando las demás autoridades ya estén en funciones.