En Córdoba, La Cámpora sí toma fernet con coca

La Cámpora Córdoba repudió la campaña que insta a los turistas a no vacacionar en la provincia luego de los resultados electorales cosechados por el FpV.

Por Juan Pablo Carranza
[email protected]

ilustra cristina tomando sol en las sierrasEntre las razones que explican el triunfo de Mauricio Macri en el balotaje, el “efecto fernet” ocupa uno de los primeros puestos, sino el primero. Con las misma proporciones del trago predilecto de los cordobeses, el 70-30 (71,52% a 28,48% de acuerdo con escrutinio definitivo) que cosechó a su favor Cambiemos en la provincia pesó rotundamente en el resultado final.

Como se preveía desde las generales, Córdoba fue un trago amargo para el FPV. Pero las notas de la tradicional bebida italiana superaron el umbral de tolerancia del paladar K, al punto de que la diferencia en la provincia superó la brecha entre el futuro presidente y el crédito del oficialismo, Daniel Scioli.Los márgenes de rentabilidad de Cambiemos en el segundo distrito electoral del país calaron sobre el resultado final. Ergo, fue sindicada como la única responsable del fin del modelo por el FpV.

El kirchnerismo emocional no pudo disimular los espasmos de la derrota y desplegó una campaña virtual para no vacacionar en la provincia.  “No viaje a Córdoba”, fue la consigna que esgrimieron desde su refugio en las redes sociales, tal como hicieran en las vísperas del balotaje con la cruzada negativa y apocalíptica contra Macri y compañía.



Una batería de mensajes en facebook, twitter y vía whatsapp comenzaron a circular por la web, instando a los futuros turistas que se precien de su estirpe “nac & pop” de no visitar la provincia por su responsabilidad en derrota.

La reacción del antikirchnerismo cacerolero fue idéntica a la que tuvo en la previa de la segunda vuelta: se embanderó detrás de una contracampaña. Desde las mismas plataformas y a modo de publicidad, convocaron a los turistas a visitar Córdoba, por su calidad de territorio libre de kirchneristas, como si se tratara de un mal o algún tipo de virus mortal. Hipérboles de las redes sociales.

El maniqueísmo emocional sobre dónde vacacionar copó por unos días la web.  “Luego del desprecio demostrado por el resto del país, no viaje más de vacaciones a llenar los bolsillos de gente que solo demuestra su odio. Hay muchos lugares que visitar”, reza uno de los tantos “memes” que circularon por las redes sociales desligando al gobierno nacional de cualquier responsabilidad, tanto política como administrativa, en el resultado electoral.

En todo caso, el destrato que sufrió la provincia por parte del gobierno central explica la reacción de los cordobeses en las urnas. José Manuel de la Sota fue uno de los cultores de este speech, que durante los últimos cuatro años marcó la posición del gobierno provincial y que permeó sobre electorado. Ese fue su capital político en todos los episodios electorales.

El fallo de la Corte Suprema de Justicia, que obliga a la Casa Rosada suspender la retención del 15 por ciento de coparticipación y a devolverle los montos ya detraídos, terminó por darle la razón a la posición de Córdoba. Sobre el epílogo  del gobierno kirchnerista, un reconocimiento a la discriminación sufrida.

Pero la sentencia del máximo tribunal quedó en un segundo plano por el derrotero de medidas que en la recta final de su mandato se encargó de rubricar la presidenta. Aunque sus consecuencias exceden la relación Córdoba-Nación, e inciden directamente sobre la próxima administración, Cristina Fernández parece estar de acuerdo con la posición que sostuvo durante estos últimos años la provincia. Reconoció por decreto la misma situación para el resto de los distritos, inclusive aquellos que no interpusieron ninguna demanda.

A pesar de haber insistido con que Córdoba no tenía la razón en este reclamo, los diputados K cordobeses sufrieron el fallo del máximo tribunal como un revés. Pero fundamentalmente con la firma de Cristina Fernández, “La Jefa”, quedaron totalmente desautorizados.

Ahora con las cartas sobre la mesa, el kirchnerismo cordobés no puede sostener este discurso. En un gesto inédito para el kirchnerismo local, La Cámpora salió a repudiar la actitud de la patria facebookera que milita vía redes sociales la iniciativa de no vacacionar en la provincia.

“La Cámpora Córdoba desea expresar su repudio al material que circula en las redes sociales  incentivando a los argentinos a no veranear en la Provincia de Córdoba”, afirma el comunicado de la organización K.  Luego de predicar sobre su fidelidad al modelo y a Cristina, el texto concluye: “Consideramos que acciones de este tipo, así como la falsa atribución de dicha campaña a nuestra organización, resultan nocivas para la convivencia y el diálogo de todos los argentinos”.

En definitiva, deben defender los intereses de Córdoba. Aunque le parezca un poco amargo para el kirchnerismo silvestre, en Córdoba, La Cámpora sí toma fernet con coca.



Dejar respuesta