En 2016 el campo exportaría 9% menos que este año



maiz-exportacionEste año terminarían ingresando US$ 26.100 millones en exportaciones vinculadas a granos y sus principales derivados industriales, significa una caída de US$ 3.100 millones (11%) respecto de 2014, valor menor a la baja de precios externos, que superó holgadamente el 20% en todos los productos clave.
De cara al año próximo, el economista Juan Manuel Garzón del Ieral proyecta un escenario base de exportaciones por US$ 23.800 millones, un ajuste de US$ 2.300 millones (9%) respecto de este año. La estimación supone estabilización de precios internacionales en niveles medios inferiores a los del 2015 y un ciclo de menor producción, considerando además que no se regularizan las existencias sojeras.
El flujo proyectado es similar al promedio del período 2008/2010. Sin embargo, Garzón considera que si el próximo Gobierno logra generar confianza y estabilidad, sí regulariza el mercado cambiario y reduce cargas impositivas y trabas sobre el sector, entonces podría hacerse de un flujo extra de divisas proveniente de los silo-bolsas. “En una economía necesitada de divisas el aporte del campo y del complejo agro-alimentario será clave el próxima año”, define.
El economista explica que para el ciclo 2015/2016, que será determinante de las divisas de los últimos tres trimestres del próximo año, en las semanas venideras se tomarán decisiones que definirán el área implantada final. El clima, la inversión en genética de semillas, en fertilizantes y demás componentes claves para los rindes efectivos de la tierra, determinarán los volúmenes productivos finales.
Garzón supone una producción de 103,7 millones de toneladas para el ciclo 2015/2016 de soja, maíz, trigo, girasol, sorgo, cebada y maní. Este volumen proyectado implica un ajuste de un 7% en relación al actual y deriva de la combinación de menor área sembrada en trigo y maíz y una baja de rindes medios, fundamentalmente en soja. El volumen sería similar al de 2013/2014 si las expectativas del sector no se siguen deteriorando.
En lo que va de este año los precios internacionales de commodities claves para Argentina bajaron pero la tendencia estaría llegando a su fin. La soja arrancó con un precio de exportación US$455 la tonelada, cotiza por estos días a US$350 y de acuerdo a los futuros cerraría en un rango de US$340/345. Los precios medios de venta esperados para el 2016 quedarán por debajo de los medios efectivos del actual, en unos US$ 345.
Entre los puntos proyectados se cuenta una baja en los volúmenes exportados de maíz, soja y trigo, por menor producción esperada, de 2,5 millones, 1,5 millones y 500 mil toneladas respectivamente; mantenimiento en los casos de harina de soja, por el arrastre del muy buen ciclo 2014/2015 y leve suba en el caso del aceite de soja (100 mil toneladas) con una reducción para el biodiesel.
También se sostendrían las cantidades exportados de harina de trigo, cebada, los productos del complejo manisero, y el aceite de girasol y habría un alza en sorgo y girasol.
En ese contexto, Garzón proyecta un flujo de divisas de US$ 23.800 millones para 2016, que incluye los envíos de 15 productos de base primaria (trigo, maíz, sorgo, girasol, maní, soja, cebada, harina de trigo, harina de soja, harina de girasol, aceite de soja, aceite de maní, aceite de girasol, biodiesel de soja, preparaciones para la alimentación animal).
Desde el 2011 se viene deteriorando el flujo de divisas generado por el campo y su industria más directa. En ese año los ingresos hicieron pico y ascendieron a US$ 33.900 millones. Si se compara el estimado para el próximo con el pico del 2011, se tiene un ajuste de US$ 10.100 millones (30%) en un período de cinco años.
La participación del complejo sojero / aceitero en los agro-dólares proyectados para 2016 se aproxima al 73%, porcentaje que se encuentra por encima de la media de los últimos 13 años (70%). En los últimos años el ritmo de ventas de soja se redujo respecto de lo que solía ser su patrón histórico. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos calcula en su último informe un stock de cierre del ciclo comercial 2014/2015 de 16 millones de toneladas a marzo próximo, muy por encima del de otros países (Brasil, Estados Unidos).