Para Kammerath está probado que se sobornó a testigos

crdoba-comenz-en-la-c_427102Germán Kammerath volvió a la carga contra Luis Juez en una nueva audiencia del juicio que se le sigue por el presunto delito de negociaciones incompatibles con la función pública.
El delito por el que se acusa a Kammerath tiene una pena que va de uno a seis años de prisión. Lo que se investiga es si la Municipalidad contratató irregularmente a una empresa cuyo titular era su ex cuñado, Marcos Álvarez, para realizar el seguimiento satelital de la flota de automotores.
El duelo entre los dos ex intendentes de Córdoba se da en el marco de la causa Radioaviso, en la que ya Juez testimonió contra su antecesor.
Ahora, Kammerath afirmó que “ha quedado claro que se han usado los peores ardides que puede haber en la política, sobornando testigos, dando cargos, tirando diez millones de pesos en cargos a la familia Laso para mantener esta acusación por parte del ex intendente Juez”.
Kammerath hizo referencia a que la familia completa del denunciante, Enrique Eusebio Laso, fue designada en la Municipalidad de Córdoba y en la Legislatura por Juez y sus legisladores. Calculando los sueldos ganados en once años, la familia Lazo ha cobrado no menos de diez millones de pesos (la mitad de esa cantidad, la esposa de Laso).
Juez llegó a la Intendencia en diciembre de 2003, luego de una larga campaña en la que denunció corrupción en la gestión de Germán Kammerath, con varias acusaciones que fracasaron. Ésta es la última opción que le queda.
“Me quedo muy satisfecho luego que han estado todos los expedientes a la vista, menos uno que falta, porque pude explicar que todo fue hecho con transparencia”, dijo a Cadena 3.
“Creo que en la magistratura cordobesa, creo que la verdad sale a la luz, y se ha comprobado que es una denuncia falsa a mi entender”, agregó.
Kammerath sostuvo que el contrato que se discute en Tribunales “duró cinco meses, fue pequeño y no perjudicó a la Municipalidad”.

Alegatos
La Cámara Segunda del Crimen confirmó que el próximo jueves 29 será la jornada de alegatos.
El abogado querellante por la Municipalidad es Marcelo Rodríguez Fraccaro, para quien no hubo perjuicio económico, pero se protesta por la creación de una empresa con familiares, ya que Radioaviso era encabezada por un entonces cuñado de Kammerath, y el direccionamiento de una contratación municipal. Para la fiscal Laura Battistelli lo está en juego es la ética pública en las contrataciones municipales, sin importar el monto.
Los abogados de Kammerath, Ezequiel Mallía y Carlos Juri, sostuvieron que no está acreditado que Marcos Álvarez haya sido titular de Radioaviso y que al momento de la contratación ya no tenía lazo familiar con el intendente.