Macri pidió que se renueve la confianza en Mestre

KD9L5247Por Alejandro Moreno
[email protected]

El candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, fue la estrella del acto de anoche en la Plaza de la Música, adonde el porteño ratificó su apoyo a Ramón Mestre para la elección del domingo y recibió, a cambio, una demostración de la fortaleza del aparato de la UCR cordobesa, dueña de la amplia mayoría de los fiscales convocados.
Macri cerró la lista de oradores, precedido por Lábaque y Mestre, enfatizando: “apuesto y espero que los cordobeses renueven su confianza por Ramón y Felipe”.
El porteño dijo que en su recorrida por la provincia de Córdoba (el domingo estuvo en Río Cuarto, y ayer en San Francisco, Arroyito y la capital) “respiró alegría”. Ése fue el tono de su discurso: habló como un motivador y no precisó ninguna propuesta, pese a que dijo que su campaña está basada en ellas y no en las agresiones y las denuncias.
En realidad, no pareció anoche muy distinto al kirchnerista Daniel Scioli, ya que sólo se dedicó a entusiasmar con palabras. Como cuando afirmó que cree que “nuestros abuelos, desde donde nos están viendo, esperan que volvamos a levantar la antorcha del progreso”. También aseguró que “estamos planteando un cambio profundo en los valores” y que eso “es mucho más que un plan económico”, con lo que pareció abandonar definitivamente cualquier exactitud.
Macri sostuvo que “estamos en un momento histórico, en una encrucijada”, entre el pasado, que representa el kirchnerismo, y el futuro. Afirmó que el país necesita “no un líder mesiánico”, sino uno que “forme un equipo con todos los argentinos”.
Dirigiéndose a los fiscales de la UCR (y los que había del PRO) advirtió que “cada voto es un sueño y lo vamos a defender”, en referencia a posibles situaciones como las sucedidas en Tucumán.
Cuando terminó de hablar, sobre el escenario montado en la Plaza de la Música, con el público ubicado a 360 grados alrededor, cayó una lluvia de papelitos. Naturalmente, había globos. Fue un acto clásico del PRO.
A Mestre pareció costarle un poco más la rutina de hablar girando sobre sí mismo para quedar en algún momento de cara a todo el público.
En su discurso, agradeció “a ese pueblo que ha tenido que tolerar una serie de agresiones” en la campaña. Recordó que él había anticipado que la campaña municipal iba a estar escasas de propuestas y abundante en cruces verbales entre los candidatos, por lo que destacó que la suya había estado basada en ideas, y que por eso no respondió a los ataques.
Defendió su gestión subrayando que se hicieron obras de desagües, gas natural, cloacas y pavimentos, además de desarrollar políticas sociales.
Un rato antes, en la conferencia de prensa (otra vez, bien PRO: los oradores iluminados y el periodismo y los dirigentes a oscuras; y ubicados muy lejos, tan distinto del estilo local) Mestre había presentado el Plan de Movilidad.
El Plan de Movilidad consistirá en la continuidad de las ciclovías en 41 kilómetros, la construcción de cuatro carriles Solo Bus, la reconversión de las vías férreas de carga en sistema Solo Bus, y la creación del sistema de circunvalación férrea. El objetivo: mejorar el sistema público de transporte para restarle autos a las calles de la ciudad, facilitando la circulación y disminuyendo la contaminación.
Mestre dijo que cuenta con el apoyo de Macri para llevar adelante este plan, ya que confía en que ambos ganarán las elecciones en las que compiten. El porteño lo ratificó, prometiendo que “a partir del 10 de diciembre se terminan los conflictos” entre la Nación y Córdoba. Puntualmente, indicó que colaborará para que la Municipalidad reciba “financiamiento internacional” para desarrollar estas ideas.

El mapa radical
En un acto de radicales no puede faltar la lectura interna. En ese sentido, sobresalió la ausencia del primer macrista de Córdoba, Oscar Aguad, quien después de perder la elección de gobernador, en julio pasado, quedó fatalmente enfrentado al resto del partido radical, acusado de levantar las acciones de Luis Juez y por denunciar a Mestre de haberle boicoteado sus chances. Aguad acompaña a Macri por todo el país, menos en la ciudad Córdoba.
En cambio, Macri mencionó varias veces a Mario Negri, primer candidato a diputado nacional, quien estuvo con él en la gira previa por San Francisco y Arroyito.