Macri delega en Baldassi apoyo a Mestre



Por Yanina Passero
[email protected]

macri_baldassi_290713_ef_11542Que sí, que no. La agenda de Mauricio Macri no incluye, hasta nuevo aviso, una nueva escala en Córdoba. La decisión desorienta sólo con tener en cuenta que los cañones de los presidenciables apuntan hacia la provincia. Sergio Massa no se toma vacaciones y se mostrará hoy con José Manuel de la Sota, en el marco de un plenario con la dirigencia nacional de UNA.
En tanto, Daniel Scioli no cesa con sus coqueteos y mensajes a cara descubierta al futuro gobernador, Juan Schiaretti; aun conociendo la incómoda situación en el que coloca a su destinatario. Hasta que la elección nacional no quede zanjada, el también diputado no puede salirse del libreto marcado por su socio político, otrora precandidato presidencial.
Los radicales aguardaban la visita del jefe de gobierno porteño para reforzar la campaña de Ramón Mestre que polariza entre los cortes de cintas permanentes y las recorridas barriales. También para tener en vivo y en directo una versión del afiche de campaña que muestra el combo Mestre-Macri-Lábaque y con ella, un posicionamiento concreto del presidenciable ante la traición de Luis Juez.
Los macristas, necesitaban del desembarco de su jefe político para apuntalar el debut electoral de una de sus más flamantes incorporaciones, el presidente del Club Atenas y compañero de fórmula del actual intendente, Felipe Lábaque. La promesa de quienes manejan los destinos de Macri en el interior del país auguraba la promocionada bajada para esta semana. La versión se fue distorsionando con el correr de los días.
“Macri vendrá, pero no pasará por la ciudad de Córdoba”, decían sus alfiles añadiendo que la gira se concentraría en Río Tercero, ciudad que renueva autoridades el próximo domingo. Las vaguedades fueron cediendo espacio al no rotundo, aunque provisorio. Macri estará de vacaciones al menos por una semana.
Los hombres del PRO relativizan la ausencia. Aseguran que la dupla Mestre-Lábaque se mantiene arriba en las encuestas. Incluso, el “factor Juez” ya no les preocupa porque el fundador del partido recoleto se encargó de tomar posición al respecto en los micrófonos de Cadena 3. Macri desdramatizó la “desvinculación” del senador nacional y ratificó el apoyo a la fórmula UCR-PRO-CC ARI para el próximo 13 de septiembre.
Con el posicionamiento transparentado, ya no habría motivos para pensar que el expresidente de Boca Juniors evitaba pisar suelo cordobés para no poner el cuerpo en medio de los contrapuntos velados entre Mestre y Juez. Si bien la ruptura del pacto con el senador nacional no impactó de lleno en el buen posicionamiento que Macri mantiene en los sondeos de opinión autóctonos, a juzgar por el resultado en las primarias, desde el PRO afirman que no quieren dormirse en los laureles.
Por eso será Héctor “La Coneja” Baldassi el delegado del presidenciable para cuidar el voto no sólo en la provincia de cara a las generales de octubre; también trabajará para apuntalar al empresario y candidato que escolta a Mestre en la boleta. El exárbitro volvió a las pistas el jueves pasado cuando acompañó a Lábaque en actividades solidarias y en el acto de campaña realizado en Luz y Fuerza. Orgánico, puso fin a su retiro voluntario: cabe recordar que los trascendidos indicaban que Baldassi no quería quedar en medio de los cruces entre Mestre y Juez, con quienes habría trabado una relación de amistad.
Baldassi es el comodín de los macristas porque concentra un expectable nivel de popularidad por su actividad en el mundo del deporte. También logró méritos en las arenas de la política: logró penetrar en la aceptación popular en su rol de dirigente. Trabajador incansable, como lo definen desde sus huestes, el PRO se queda tranquilo que las labores territoriales no se interrumpen hasta que se defina el momento ideal para el desembarco del jefe.
Ahora bien, habría que preguntarles a los radicales si el enroque de Macri por Baldassi es negocio cerrado.